X

La hora de la verdad: River y Boca juegan la Superfinal de la Libertadores

Se enfrentarán desde las 17, en el Monumental, en un Superclásico sin precedentes: el ganador se quedará con la Copa. Ninguno de los técnicos confirmó la formación.

El encuentro entre los más grandes que marcará como nunca, un antes y un después, se juega hoy.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 24/11/2018 08:50
PUBLICIDAD

River y Boca juegan el Superclásico de todos los tiempos, un partido excepcional y sin antecedentes en la historia, pues a la tradicional rivalidad que por defecto lo magnifica se le suma la puja directa por la Copa Libertadores de América, un factor que garantiza para siempre su perdurabilidad en la memoria del fútbol sudamericano.

En 110 años de enfrentamientos nunca hubo un cruce de semejante relevancia como el que sostendrán en el estadio Monumental desde las 17, con arbitraje del uruguayo Andrés Cunha y con el seguimiento minuto a minuto de TyC Sports, que además hará la previa del partido desde la 1 de la mañana.

Es que esta superfinal cinematográfica que muchos imaginaron tras sortearse los cruces de octavos de la Copa, en junio pasado, se convirtió en una excitante realidad el 31 de octubre cuando Boca eliminó en semifinales a Palmeiras en Brasil, un día después de que River hiciera lo propio en Porto Alegre ante Gremio, el defensor del título.

Desde ese día, el país se transformó en una tribuna exasperada por los efectos de un resultado que inexorablemente tendrá un fuerte impacto anímico en más de la mitad de la población argentina, incluso en el propio presidente Mauricio Macri, fanático de Boca.

El partido en Núñez será la revancha de la primera final que empataron 2-2 en La Bombonera el domingo 11 de noviembre, el día después de una fuerte tormenta en Buenos Aires que postergó un día más la ansiedad de los hinchas.

Si terminan empatados al cabo de los 90 minutos reglamentarios, se disputarán 30 de prórroga en dos tiempos de 15 y, de persistir la igualdad, el nuevo campeón sudamericano se determinará con tiros desde el punto penales.

Los equipos que dispondrán tanto Gallardo como Guillermo Barros Schelotto son un misterio, ya que poco han dejando ver de sus entrenamientos durante la preparación de la infartante serie final. Sabido es que ambos llegaron con bajas sensibles en sus delanteras. River no contará con el colombiano Rafael Santos Borré -suspendido- ni con Ignacio Scocco, que no se recuperó de una lesión en el gemelo derecho sufrida hace tres semanas; mientras que Boca tendrá la ausencia de Cristian Pavón, desgarrado en la primera final.

Gallardo pondrá en cancha a Franco Armani; Gonzalo Montiel, Jonatan Maidana, Javier Pinola, Milton Casco; Enzo Pérez, Leonardo Ponzio; Juanfer Quintero (o Rodrigo Mora), Exequiel Palacios, Gonzalo Martínez; Lucas Pratto.

Por su parte, Guillermo piensa en Esteban Andrada; Leonardo Jara, Carlos Izquierdoz, Lisandro Magallán, Lucas Olaza; Pablo Pérez, Wilmar Barrios, Nahitan Nández; Sebastián Villa, Ramón Ábila y Mauro Zárate, Carlos Tevez, Darío Benedetto o Agustín Almendra.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR