X

La Conmebol le puso fecha a la Superfinal: será el 8 o el 9 de diciembre fuera de Argentina

La Confederación Sudamericana dejó pendiente los últimos detalles de la organización al fallo del Tribunal de Disciplina.

"Vamos a programar el partido de acuerdo a lo que diga la Unidad Disciplinaria, pero se jugará fuera del territorio argentino", dijo el presidente Alejandro Domínguez.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 28/11/2018 10:47
PUBLICIDAD

La Confederación Sudamericana de Fútbol resolvió que la Superfinal entre River y Boca no se jugará en la Argentina y estableció el sábado 8 o el domingo 9 de diciembre como posibles fechas de disputa del partido revancha que definirá al campeón de la Copa Libertadores.

En el comunicado, la Conmebol solo asegura que el partido no se jugará en la Argentina por cuestiones de seguridad. Queda por resolver la sede y si se jugará con público de River o a puertas cerradas.

“Se jugará entre el 8 y el 9 de diciembre en horario y sede a definirse por la administración de la Conmebol a la mayor brevedad”, dice el comunicado. Además, la Conmebol se hará cargo de todos los gastos de traslado y hospedaje de los dos equipos al país donde se juegue el partido.

Por pedido de la Conmebol, la Policía Nacional de Paraguay trabaja para que River y Boca jueguen el 9 de diciembre en Asunción

Todavía resta esperar el fallo del Tribunal de Disciplina que tendrá que resolver el pedido de descalificación de River que realizó Boca de manera oficial. La resolución estaría en los próximos días y permitiría confirmar a la Conmebol el día, hora y lugar de la revancha.

Además la Conmebol dejó en claro que podrá cambiar la sede, el día o el horario sin consultar a los clubes en caso de algún impedimento para desarrollar el partido.

“Vamos a programar el partido de acuerdo a lo que diga la Unidad Disciplinaria, pero se jugará fuera del territorio argentino”, dijo el presidente Alejandro Domínguez.

De esta manera, se impuso la decisión de la Conmebol de jugar el partido final para que haya un campeón en cancha. Boca no quiere jugar y todavía espera la respuesta del Tribunal de Disciplina sobre el reclamo que presentó en las últimas horas. Incluso, el club podrá apelar el dictamen ante la Cámara de Apelaciones o recurrir al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS).

La resolución se tomó luego de una reunión de una hora y 20 minutos en la que participaron Rodolfo D´Onofrio y Daniel Angelici, presidentes de River y Boca, y Claudio Tapia, titular de la AFA.

River perdió la posibilidad de jugar en el estadio Monumental, pero se asegura, al menos hasta que salga el fallo del Tribunal de Disciplina, poder disputar el partido y definir el campeón dentro de la cancha.

Todavía no se resolvió si el partido podrá jugarse con público de River y esto dependerá de la sede elegida para jugar el partido. Entre las posibles sedes que tomaron mucha fuerza en las últimas horas están el estadio Defensores del Chaco (Paraguay), Miami y Qatar.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR