X

Desesperante: El piloto no le ató el arnés y voló en ala delta colgado de las manos

Un hombre que estaba de visita en Suiza decidió lanzarse por primera vez en ala delta y tuvo que realizar el vuelo sujeto manualmente porque el responsable no le había enganchado su arnés al aparato.

El turista de origen estadounidense estuvo durante dos minutos y algunos segundos desde el despegue volando sin arnés a más de 1.200 metros de altura.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 27/11/2018 22:29
PUBLICIDAD

Chris Gursky fue quien vivió la tan arriesgada experiencia. En las imágenes se ve como va colgado con una sola mano mientras que con la otra trata de encontrar alguna empuñadura en las correas del piloto: “Creo que mi mano izquierda está dejando una impresión en la barra de metal”, manifestó.

El turista de origen estadounidense estuvo durante dos minutos y algunos segundos desde el despegue volando sin arnés a más de 1.200 metros de altura.

Para tranquilidad del muchacho, el polémico piloto pudo hallar un área despejada donde pudo finalmente aterrizar y Gursky se dejó caer violentamente sobre el pasto, lo que provocó que se fracturara una de sus muñecas.

El norteamericano ha sufrido leves lesiones que no representan peligro para su vida. Sin embargo, dice que su intención es la de volver a hacerlo porque su primera vez en ala delta no ha sido muy agradable.

“Mi primera experiencia en ala delta tuvo un giro imprevisto cuando despegué sin estar atado al ala delta“, detalló Gurksy en su cuenta personal de YouTube, en donde compartió la vivencia con sus seguidores.

En el video al que tituló “el percance suizo” le escribió debajo con humor: “Atención: este contenido puede ser molesto para algunos, incluida mi esposa”.

La persona que pasó por un momento en el que predominó el temor muestra en el contenido que desde el principio su arnés no estaba enganchado al aparato correspondiente. Además se observa las piruetas que hace en el instante en que se dan cuenta, él y el piloto, de que su vida depende de la fuerza de sus manos.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:

Más sobre:

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR