X

Diego Lorenzetti en Tribunales: “La Justicia dirá quién mató a Romina”

Así lo declaró esta mañana el ex intendente de La Calera, después de la audiencia de Procedimiento Alternativo Consensuado donde las partes informaron al Tribunal las pruebas y los testigos que aportarán en el juicio. No hay fecha para el inicio del debate por el crimen de Romina Aguilar.

Esta mañana Lorenzetti volvió a tribunales e hizo declaraciones a la prensa.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 28/11/2018 13:39
PUBLICIDAD

El ex intendente estuvo esta mañana en Tribunales junto a Edivaldo de Oliveira Pereira y Cristian “El Bocón” Vílchez, los otros dos imputados por el asesinato de Aguilar ocurrido el 30 de enero de 2016. Y participaron de la audiencia de procedimiento alternativo consensuado donde las partes pudieron solicitar y presentar pruebas.

El desarrollo de la misma fue entendido por los jueces como “una manera que permite acortar los tiempos procesales” hasta cuatro meses, dado que en la oportunidad las partes hicieron sus pedidos en una audiencia pública que duró poco más de una hora (antes las solicitudes eran por escrito y demandaban un tiempo mayor). Sin embargo no quedó definida todavía la fecha de inicio del juicio oral.

“He pedido varias pruebas, por ejemplo de un sistema interactivo para determinar a través del celular el lugar preciso donde se encontraba mi cliente en el momento del hecho; esa prueba va a dar el lugar exacto, es un análisis completo de su teléfono”, expuso Jorge Sosa, abogado defensor de Cristian Vilchez, implicado y sospechado de haber disparado contra Romina Aguilar.

Remarcó que no está establecida la fecha de inicio del juicio pero consideró que “hay pruebas interesantes para descifrar”, entre ellas puntualizó escuchas telefónicas, y que el debate podría agrupar unos 200 testigos. “He puesto todo a disposición, inclusive un reconocimiento de personas”, dijo.

El fiscal Esteban Roche solicitó el año pasado perpetua para los tres acusados. Lorenzetti es considerado como el autor intelectual del “homicidio calificado por el vínculo” y además por haber prometido dinero a cambio de que terminaran con la vida de su esposa, Romina Aguilar.

Mientras que De Oliveira y Vílchez están imputados como co-autores materiales de “homicidio doblemente calificado por mediar promesa remuneratoria y uso de arma de fuego”. Así se considera que fueron contratados como sicarios, por una suma “a priori de cien mil pesos”.

El intendente estuvo bajo sospecha inclusive antes de que surgiera la hipótesis de la contratación de los sicarios. Fueron sus “actitudes atípicas” el día que mataron a su esposa lo que terminaron de ponerlo en centro de las sospechas.

“Para qué vas a llamar a una ambulancia, si ya está muerta”, habría dicho Lorenzetti en la escena del asesinato.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR