X

Los comerciantes de San Luis en alerta; cansados por la ola de robos se autoconvocaron

Los últimos hechos delictivos encendieron una alarma: roturas de vidrieras y asaltos a mano armada. Quieren una mayor seguridad porque la “cosa se está poniendo cada vez más peligrosa”.

Comerciantes autoconvocados trataron el problema de la inseguridad.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 30/11/2018 00:43
PUBLICIDAD

Ayer hicieron sentir su malestar y obligaron a la Policía a reaccionar ante la sucesión de casos que afectaron distintos sectores de la ciudad.

Cansados de la inseguridad y la falta de protección policial que hay en la zona céntrica, los comerciantes se autoconvocaron porque quieren trabajar más tranquilos.

Temprano empezaron a comunicarse vía whatApps para juntarse y analizar medidas. En el momento que la iniciativa tomó estado público, recién la cúpula policial acusó recibo y decidió asistir a la reunión este jueves en el Café Havanna.

A media mañana la agencia oficial de noticias del Gobierno publicó que la Policía había asignado efectivos en la peatonal.

Algunos sufrieron robos recientemente y otros en los últimos años, pero lo cierto es que todos tienen el mismo temor y reclamo ante una inseguridad que parece estar descontrolada; piden por más seguridad a partir de los asaltos violentos que se produjeron recientemente.

En las últimas horas se conoció otro robo; es el que sufrió una óptica de calle Ayacucho, pasando San Martín. De ahí los ladrones se llevaron algunos anteojos y escaparon. Antes engrosaron la lista el ataque a otros dos donde usaron la misma metodología: con piedras rompieron las puertas y vidrieras de Dexter (en Belgrano y San Martín) y de Octano (en San Martín casi Junín, frente al Correo Argentino). Así se llevaron las prendas que estaban exhibidas.

Semanas atrás, dos mujeres que entraron a comprar a la lencería y calzados Lorena Bagur (situado por Colón, en la misma vereda de Concejo Deliberante) le pusieron una navaja en la panza a la empleada y le robaron una caja de zapatos.

A los comerciantes los moviliza también que se acerca un mes importante de movimiento comercial y consideran fundamental que la Policía esté en la calle.

El jefe de Unidad Regional Nº 1, comisario General Carlos Villegas; el subjefe, comisario Inspector, Juan Salinas; el secretario de Seguridad Ciudadana de la Municipalidad, José Pereyra; e integrantes de la Cámara de Comercio de San Luis, entre ellos el presidente, Vito Carmosino, el vicepresidente, Jorge Moyano y el tesorero, José Picco López, fueron los que se sumaron al encuentro pautado por los dueños de conocidos negocios céntricos.

Allí se habló también de la situación que se produce los viernes por la tarde, cuando generalmente los jóvenes se reúnen en el centro puntano y ocurren peleas, desmanes, corridas y se provocan daños a los comercios.

Carmosino, que tiene su local muy cerca de donde ocurrieron los últimos ilícitos reconoció en declaraciones a elchorrillero.com que el momento que se vive “es sumamente preocupante”; pero expresó que la Cámara se “ocupó del tema” y que a partir de los reclamos presentados han notado “una buena presencia de efectivos policiales”.

“La situación se está tornando más peligrosa para todos”, y es en definitiva el principal miedo que tienen.

Sin embargo, los tres asaltos a mano armada que se sucedieron en una misma semana a las afueras de la ciudad no hicieron más que agregar inquietudes. Con armas de fuego los ladrones irrumpieron en una heladería (en inmediaciones a la rotonda Torrontegui), en una estación de servicio (situada sobre la autopista) y en un kiosco (cerca del Parque de las Naciones). Así despojaron a los empleados de la recaudación de todo el día. Las cámaras de seguridad registraron los momentos.

En declaraciones con elchorrillero.com, Carmosino dijo que mantuvieron una reunión con el jefe de la Policía, Fabricio Portela, para solicitarle “mayor presencia policial” y que además exista un control más riguroso en los puestos limítrofes.

Asimismo anunció que tienen una audiencia pendiente con el ministro de Seguridad, Diego González: “No nos podemos dormir porque los que están al acecho de cometer los ilícitos se están preparando, por eso es la preocupación de saber cómo se está ocupando la Policía en brindarnos toda la seguridad que merecemos”.

La propietaria del café Havanna, Estefanía Saenz contó a este medio que a través de un grupo de whatsapp, los comerciantes se mantienen comunicados y se ayudan “entre todos”.

“Queremos una mayor seguridad, ahora se vienen las fiestas y algunos sienten miedo por si se empieza a poner más peligroso. La reunión tenía ese fin, ver qué medidas se podían tomar para protegernos y cambiar lo que sucede hoy en día”, sostuvo.

Aprovecharon el encuentro para agregar el contacto de las autoridades policiales en el grupo de whatsapp: “Así poder tenerlos como nexo, porque cuando suceda algo, nos comunicarnos con ellos sin tener que llamar al 911 o salir a buscarlos”.

Saenz indicó que los comerciantes se preocuparon a raíz los robos que sufrieron locales como Dexter y Octano durante el fin de semana.

Por su parte, los funcionarios expusieron que el ministerio de Seguridad está implementando “un nuevo protocolo” para aplicar una nueva tecnología de identificación de las personas.

Villegas les llevó tranquilidad a los dueños de los comercios y les explicó que desde este lunes ya comenzaron a implementar medidas de seguridad que se extenderán durante las 24 horas; las cuales consistirán en implementar anillos de seguridad y tener una mayor presencia de policías en bicis y motos.

Además aseguró que se van a reforzar los días claves donde el comercio tiene mayor actividad, teniendo en cuenta la época de aumento de ventas que se aproxima.

Otro de los planteos tuvo que ver con los videos que registran las cámaras de seguridad en los locales. Cuando se produce algún robo, los comerciantes dicen que no pueden ser incorporados como elemento de prueba en las denuncias que efectúan.

Al respecto, el funcionario policial quiso dejar en claro que “sí tienen validez” y que se debe implementar “un protocolo judicial que se utiliza para la incorporación de las grabaciones”.

También manifestaron que algunas cámaras de seguridad que dependen del Gobierno provincial “no funcionan”. Los policías reconocieron el problema y expresaron que “lo vamos a tratar con el área correspondiente (ministerio de Ciencia y Tecnología) para ver si se soluciona”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR