X

Macri recibió a Trump y le agradeció “el enorme apoyo, especialmente en momentos difíciles”

El encuentro entre ambos presidentes duró 45 minutos. Hubo gestos de cordialidad y cercanía entre ambos. “Gracias por estar, Donald”, le dijo el mandatario argentino.

foto: tn
Macri recibió a Trump en la Casa Rosada.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 30/11/2018 14:10
PUBLICIDAD

En uno de sus encuentros más esperados en el marco de la cumbre de líderes del G-20, el presidente Mauricio Macri recibió esta mañana en la Casa Rosada a su par norteamericano, Donald Trump . Luego del recibimiento y las fotos protocolares de rigor en el Salón Blanco, ambos mandatarios hicieron una breve declaración, y luego se encerraron junto a sus funcionarios para compartir un desayuno que tiene una duración prevista de casi una hora.

“Tardamos 30 años en convencerte, Donald, para que vengas”, bromeó Macri, luego del apretón de manos, entre sonrisas. “Estamos muy contentos los argentinos de tenerte acá”, agregó.

El presidente argentino, además, aprovechó la ocasión para volver a agradecer al republicano su visto bueno ante el Fondo Monetario Internacional: “Es un gran momento para agradecer el enorme apoyo que hemos recibido por parte de EE.UU. y de tu gobierno, especialmente este último año que estamos atravesando momentos difíciles. Con el apoyo de ustedes y el acuerdo que se facilitó con el Fondo hemos empezado a construir de vuelta el futuro”, dijo Macri.

Antes de finalizar su breve discurso previo al mano a mano, indicó: “Estoy seguro que en la reunión (el desayuno en la Casa Rosada) vamos a encontrar muchas otras formas de cooperar y trabajar en conjunto para el beneficio de nuestra gente y el pueblo norteamericano”.

Por su parte, Trump eligió usar los pocos minutos que tuvo para referirse al pasado en común con su par argentino: “Hace años que soy amigo del presidente. Era un hombre joven y muy buen mozo cuando nos conocimos. Hice negocios con su padre, muy amigo mío. Fue un gran trabajo, exitoso, uno de los grandes trabajos que hicimos en Manhattan”.

Asimismo, y fiel a su promesa de campaña de poner a su país primero, el republicano dijo: “Nos conocemos mucho. Vamos a hablar de temas que beneficien a ambos países, vamos a rememorar un poco del trabajo del pasado”.

La reunión entre ambos duró cerca de 45 minutos. Tras su finalización, ninguno de los mandatarios brindó un discurso o charló con la prensa. El presidente estadounidense se despidió de Macri, se subió al auto que lo traslada por la Ciudad, la famosa “Bestia” (un vehículo especialmente blindado) y volvió a su hotel. Al mediodía, ambos volverán a verse las caras en la inauguración oficial de la cumbre.

La Ciudad, blindada por la cumbre

No fue, por cierto, una madrugada normal. El vallado, establecido desde la zona de la 9 de julio, impidió la entrada de vehículos desde las primeras horas del día. Plaza de Mayo estaba totalmente desierta. Dentro de la Rosada, mozos y personal de seguridad se movían a un ritmo frenético para tener todo listo. Las medidas de seguridad incluyeron un estricto control para la prensa, que debió llegar a las cinco de la mañana, dos horas antes de la cita.

Según publicó La Nación, el encuentro bilateral entre Trump y Macri -el segundo luego de la visita de Macri a la Casa Blanca en 2017- apunta a reforzar la asociación estratégica del gobierno nacional con Washington, una elección de la política exterior de la Casa Rosada que este año resultó vital para capear la crisis económica desatada por la corrida cambiaria que comenzó a fines de abril.

Trump ha sido uno de los escudos de Macri, le brindó un respaldo explícito y contundente cuando arreciaba la desconfianza de los mercados y fue vital para que el Gobierno consiguiera la aprobación del préstamo de US$ 56.300 millones con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Macri le dedicó una mención especial a ese respaldo en la bienvenida al mandatario norteamericano, y le dijo que Estados Unidos era uno de los principales inversores en el país.

El respaldo de Trump a Macri refleja la fuerte apuesta de la Casa Blanca por el despegue definitivo de la Argentina.

“En última instancia, el éxito económico y político de la Argentina es un éxito para la región. Esa es nuestra prioridad”, enmarcó un alto funcionario norteamericano antes del viaje de Trump.

Con la economía estabilizada gracias al programa con el Fondo, Macri y Trump buscarán ahora abrir una nueva fase en la relación bilateral al poner el foco en reforzar los lazos comerciales y favorecer la llegada de inversiones, uno de las promesas que Macri hizo durante la campaña, y nunca pudo concretar del todo. Trump reiterará su plena confianza en Macri y su programa de gobierno.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:

Más sobre: , ,

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR