X

Tercer juicio por lesa humanidad: realizaron inspecciones por la desaparición de Domingo Chacón

Tuvo lugar en Luján con el objetivo de que el Tribunal tenga una “real dimensión” de los delitos cometidos por las fuerzas de seguridad y la “inacción” de la Justicia Federal.

El viaje fue para recorrer los lugares involucrados en la desaparición del empleado municipal, Domingo Chacón.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 01/12/2018 16:37
PUBLICIDAD

La actividad del tercer juicio por lesa humanidad en San Luis continuó ayer por la mañana. En esta oportunidad realizaron una inspección ocular en lugares de la localidad ubicada a unos 120 kilómetros de la capital.

La intención fue que el Tribunal Oral Federal viera de primera mano los lugares involucrados en la desaparición del empleado municipal, Domingo Chacón, desaparecido el 6 de septiembre de 1976.

Los funcionarios imputados por crímenes realizados en la última dictadura cívico militar argentina son: Eduardo Allende (78), el ex médico de la Policía de San Luis, Jorge Omar Caram (78) y el ex teniente de la Artillería Nº 141, Alberto Eduardo Camps (70).

En concreto, el juez Alberto Daniel Carelli, en representación del TOF, recorrió la vivienda de Chacón, el edificio que en su momento era la comisaría y la panadería barrial.

Del recorrido participaron el fiscal Federal, Cristian Rachid, el querellante y miembro de la Asociación de Permanente de Derechos Humanos (APDH), Norberto Foresti y la secretaria del TOF, Alejandra Suárez.

Ellos estuvieron acompañados por la hermana de Chacón, Melania y su hija, que guiaron a los magistrados dentro de la casa y mostraron la cercanía que tenía el hogar a la dependencia policial: 40 metros de distancia los separaba.

Los jueces Alberto Daniel Carelli, Julián Falcucci y María Paula Parisi.

Hoy las edificaciones no tienen mayores cambios en cuanto a su estructura, salvo por la casa de Chacón, el resto siguen intactos.

La inspección en los tres lugares y al igual que en las jornadas anteriores, fue filmada detalladamente por la Policía Federal.

Si bien en el segundo debate que tuvo la provincia por esta clase de delitos realizaron la misma inspección, el Tribunal debió interiorizarse del contexto al estar conformado por nuevos miembros (Julián Falcucci, María Paula Marisi y Carelli).

La primera parada fue la vivienda donde vivió Chacón junto a sus padres ubicada en la esquina de las calles Pringles y Mitre. Allí fue secuestrado a los 36 años por tres personas vestidas de civil.

Tres días después, una comisión compuesta por más de 20 oficiales del Ejército allanaron la vivienda en búsqueda de armas y municiones.

Estos detalles, testimonios de familiares y otras afirmaciones ya se encuentran incorporados en el expediente que se deberá analizar al final del debate en los alegatos.

Precisamente para esta ocasión se evaluará el rol que cumplía Allende durante este periodo y cómo actuó cuando recibió la denuncia de la familia de Chacón.

“En vez de recibir una acogida favorable, hacerlos pasar e indagarlos por la tremenda situación, no tuvieron respuestas y hasta fueron amenazados”, relató Foresti en diálogo con elchorrillero.com.

La siguiente audiencia será el viernes 14 de diciembre y contará con la presencia de dos testigos.

Luego, el 21, realizarán otra inspección ocular pero será en la ex Jefatura Provincial donde funcionaba el D2, el centro de torturas más importante de la ciudad de San Luis.

Ubicado en la intersección de Belgrano y San Martín, donde actualmente funciona el Muhsal, se encuentra al lado del Juzgado Federal, lugar en que Allende tenía su despacho.

Esto sería clave para mostrar la “falta de respuestas” de la Justicia.

Por Julián Pampillón.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR