X

El dólar subió casi 1 peso

La autoridad monetaria publicará el REM, con las previsiones de economistas sobre la inflación que permitirían bajar el costo del dinero. Monedas emergentes siguen en alza, tras la tregua entre Estados Unidos y China.

El dólar cerró a $38,32 promedio en los bancos.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 04/12/2018 16:53
PUBLICIDAD

El dólar se negoció el martes en medio de la expectativa sobre qué hará el Banco Central con la tasa de interés, cerca del límite de 60% que impuso la autoridad monetaria para intentar contener la inflación, y la divisa otra vez acercándose al piso de la banda de flotación, tras haber retrocedido más de dos pesos en las últimas dos ruedas.

En ese contexto, el dólar rebotó tras la baja de ayer y subió casi un peso. Cerró a $37,40 en el segmento mayorista y a $38,30 en el Banco Nación. La cotización minorista promedio fue de $38,32, de acuerdo con el promedio que elabora el Banco Central.

En la primera hora y media de negociaciones, el dólar subía 30 centavos en el Banco Nación, hasta los $37,70.En la plaza mayorista, la divisa avanzaba casi 30 centavos, hasta los $36,87.

En el tramo final de la rueda de negocios, la divisa dio otro estirón, luego de que el Banco Central volviera a bajar la tasa en la licitación de Leliq. La autoridad monetaria colocó $160 633 millones en estos instrumentos a 7 días entre bancos, a un interés promedio de 60,003 por ciento.

“Hay recompras de dólares porque atrae el precio, y por como se presenta el mercado, es un buen momento para reforzar algunas carteras, aunque la tasa del 60 por ciento que paga el banco central no deja de ser atractiva”, comentó un agente cambiario a Reuters.

En tanto, el riesgo país subía 14 unidades y volvía a superar los 700 puntos, al llegar a los 712 puntos básicos.

El dólar mayorista cerró el lunes a $36,50, a menos de 50 centavos del piso de la zona de no intervención. El minorista se negoció a $37,62 promedio en los bancos. El Banco Nación ofrecía divisas a $37,40.

En ese contexto, el Banco Central continuó el lunes absorbiendo liquidez mediante la emisión de Leliq entre bancos y, a la vez, bajando la tasa de interés, que cerró en 60,278%.

En septiembre, en medio de la corrida cambiaria, el entonces presidente del BCRA Luis Caputo definió que la tasa se mantendría por encima del 60% al menos hasta diciembre, para intentar contener la inflación y la demanda de divisas. Guido Sandleris cambió la política monetaria, pero mantuvo ese piso de tasa.

Sin embargo, el acuerdo con el FMI supone un asterisco: cuando las expectativas de inflación a 12 meses del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) bajen durante dos meses seguidos, el BCRA podrá levantar esa barrera y permitir una baja de tasas más pronunciada. Si bien ese requisito se cumplió con las expectativas de octubre -publicadas a comienzos de noviembre- los niveles todavía elevados hicieron que el Banco Central mantuviera esa muralla de tasa alta. Esta tarde, el BCRA publicará el nuevo REM y las expectativas podrían cambiar.

Diciembre es un mes de alta demanda de dinero. Por eso, el acuerdo con el FMI permite una emisión estacional equivalente al 6% de la base monetaria, que paliaría la “emisión 0” que definió el Banco Central y sobrecumplió durante los dos últimos meses, con una absorción de dinero vía Leliq. Sandleris, sin embargo, adelantó que no necesariamente cumplirán con ese relajamiento.

Mayor dinero en la calle podría volcarse al dólar, mientras que un relajamiento de la tasa de interés -bueno para la deprimida actividad económica- agregaría incentivos a los ahorristas para dolarizarse, en detrimento a las inversiones en pesos, como plazos fijos, letras y bonos en moneda nacional.

Al panorama local se suma el mejor contexto externo. Las monedas de mercados emergentes y el euro se apreciaban respecto del dólar este martes por la mañana luego de que los presidentes de Estados Unidos y China, Donald Trump y Xi Jinping, firmaran la tregua comercial en Buenos Aires, el sábado pasado.

 

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:

Más sobre: ,

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR