X

Poggi: “R. Saá quiere condenarlos a un plan social para mantenerse en el poder; yo voy a mejorarles la vida”

El senador nacional analizó el momento actual que viven miles de beneficiarios en la provincia y les aclaró que “nadie les va a quitar el plan”, ni “todo lo que tienen”.

"Quiero que ustedes mejoren, nadie les va a quitar lo que tienen", dijo esta mañana el senador Poggi.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 21/12/2018 21:37
PUBLICIDAD

“Alberto los quiere ahí siempre, yo quiero mejorarles la calidad de vida. Quiero que ustedes mejoren, nadie les va a quitar lo que tienen”, reflexionó Claudio Poggi en una entrevista que ofreció esta mañana en el programa Agenda Abierta que conduce Nino Romero por Radio Dimensión.

El exgobernador aseguró que la gestión de Alberto Rodríguez Saá “está consumiendo el futuro de los puntanos” y remarcó que la alternativa es una provincia que dignifique con trabajo, educación y luche contra la inseguridad y las adicciones.

En sus conceptos, el senador Nacional esquematizó los ejes centrales que de acuerdo a su visión están “en picada” perjudicando a los ciudadanos de la provincia.

Este trazado que consignó, dijo, es resultado del Plan Participativo de Gobierno, en el que se congregan las distintas necesidades que los propios vecinos fueron comunicándole al equipo de trabajo del frente Avanzar y Cambiemos por San Luis.

Entre las mayores preocupaciones que remarcó, la más constante, es la pérdida de fuentes de trabajo que se suma al incremento de la delincuencia y consumo de drogas; esas son las claves que proyecta trabajar si alcanza la gobernación en las elecciones del próximo año.

Por último remarcó los resultados “positivos” de la campaña electoral del año pasado, en la que logró reunir una cantidad de votos que configuran “los cimientos” de una nueva forma de hacer política.

A continuación las definiciones más relevantes que formuló en diálogo con el periodista Nino Romero.

  • Cuando el 10 de diciembre pasado se cumplieron tres años del traspaso de mando del Gobierno hice dos cartas abiertas, una al pueblo de San Luis en febrero 2016 cuando decidí construir un nuevo espacio político, Avanzar, que hoy es una realidad totalmente vigente. La otra el 10 de diciembre, cuando me desperté con las ganas de transmitir reflexiones pero con enojo, como diciendo “no puede ser”.
  • La carta tiene que ver con el hecho de honrar los compromisos asumidos, no mentir, y fue hecha para decirle (al gobernador) hágase cargo, no mienta más; mintió desde la campaña electoral, en los anuncios, miente sistemáticamente como forma de gobierno y eso es subestimar, menospreciar al sanluiseño.
  • Miente cuando dice que está preocupado por el trabajo, cuando es la provincia que más puestos perdió en estos tres años, o decir que está preocupado por la pobreza y lo que hace es promover la dependencia absoluta de los ciudadanos a través de los planes sociales. No se preocupa por un futuro mejor para  ellos, no está luchando contra la pobreza, la está administrando, regulando.
  • Dice que se preocupa por la educación cuando venimos en picada libre. Lo que menos le interesa es un pueblo educado.
  • Dice que está preocupado por la seguridad, cuando la inseguridad nos azota a diario y tiene mucho que ver la multiplicación de adicciones que están enfermando a nuestros jóvenes y los está castigando mientras el Gobierno mira para otro lado. Mentir en el uso de fondos públicos para las campañas electorales como pasó el año pasado, descaradamente a favor del hermano (Adolfo Rodríguez Saá), es decir, una sucesión de hechos que  traté de enumerar conceptualmente que reflejan una forma de gobierno en la provincia donde la mentira es la que reina.
  • Yo que recorro la provincia permanentemente, veo que la falta de trabajo, la inseguridad y las adicciones, nos están conduciendo a un camino sin futuro y la verdad es otro el camino que queremos para San Luis.
  • Fueron muy pocos los dirigentes que decidieron no formar parte de Avanzar, se sumaron muchísimos nuevos dirigentes que me sorprenden que no vienen de la política y han decidido en este momento histórico involucrarse en serio por un futuro mejor.
  • El planteo de Avanzar es que la política es el bien común, no personal, quien tiene intereses personales a partir de la política no tiene espacio en Avanzar.
  • El 2017 fue el cimiento, en una elección tan contaminada como fue la general, 130 mil votaron esta opción. Cuando fui candidato a gobernador obtuve 125 mil votos, el actual gobernador obtuvo 130 mil en 2015. Empezamos un camino que va a tener una disputa muy interesante para el futuro de San Luis, los cimientos del 2017 han sido muy buenos.
  • La pelea o no pelea de (Alberto y Adolfo) Rodríguez Saá es un problema de ellos no del pueblo. Lo quieren transformar en un problema del pueblo cuando la gente tiene muchísimos problemas. Quienes estamos construyendo una alternativa estamos haciendo una alternativa de cara al futuro, creo que estos 35 años desde la restauración de la democracia, que conforman la etapa de los Rodríguez Saá, hoy ya es el pasado y tenemos que mirar el futuro.
  • La idea de que si ganamos se van a terminar los planes, forma parte de la mentira. El gobernante no tiene que ser mentiroso, mi visión es que para ser gobernante primero hay que ser buena persona, otros tienen otra visión, y uno de los requisitos es no mentir al ciudadano. Lo que vamos a hacer es preguntarle a cada beneficiario qué le gustaría hacer, además del plan que nadie le va a sacar. Ser electricista, carpintero, terminar la escuela, trabajar en una fábrica, le vamos a dar herramientas, no hay que condenarlos a ese beneficio toda su vida, eso es lo perverso, quienes gobiernan en San Luis y quieren conservar el poder, quieren que ese beneficio precario sea el futuro de una persona.
  • Hicimos 13 mil viviendas en las que viven unos 40 mil niños y adolescentes que antes vivían en una vivienda precaria, alquilando, en la casa de la familia de mamá, de papá. Ahora tienen su casa propia y digna.
  • El oficialismo necesita un pueblo que no tenga un trabajo digno, que dependa precariamente del Gobierno, necesitan un pueblo donde la educación vaya en picada como está pasando, a pesar del titánico esfuerzo de nuestros directivos, los perjudicados son 120 mil chicos que van a la escuela.
  • La otra opción que planteamos es una provincia productiva donde el trabajo genuino sea lo que dignifique, lo que rija; donde nos ocupemos de cuidar puestos de trabajo, donde la educación sea la clave del progreso de un pueblo, donde vivamos seguros, donde avancemos en el servicio de salud pública y privada, donde cuidemos a los jóvenes con mucho deporte, estudio y oportunidades de trabajo.
  • El 2019 es un año bisagra. Vamos a elegir el futuro que queremos y hay un solo futuro, un San Luis con oportunidades para todos, donde nuestros chicos se queden porque encuentran trabajo, donde eduquemos para el trabajo.
  • Hoy estamos viviendo el peor gobierno provincial desde la restauración de la democracia y si estas formas y métodos triunfan 4 años más va a ser muy difícil retomar la senda del crecimiento.
  • Yo despedí a un funcionario que maltrató a un agente de seguridad que pedía documentos para un control rutina. Los funcionarios públicos tienen que ser ejemplo ¿Cómo puede ser ministro una persona condenada a prisión e inhabilitación a cargos públicos? No puede ser ministra una funcionaria que no puede dar el ejemplo en materia de adicciones. No podés ser funcionario y mostrarle a 120 mil alumnos que es normal (la droga) porque eso enferma.
  • La Policía es una herramienta ejecutora pero hoy no hay política de seguridad, hasta se termina desprestigiando la institución policial, no hay una directiva clara y pareciera que no se quisiera tener una política de seguridad para que el barullo y la anarquía sea lo que reine.
  • La verdad es que hay que definir una política con formación, capacitación,  no tenemos polígono para ejercer tiro, no está en funcionamiento el polígono de la escuela de Policía; nos llevan ventaja los delincuentes, los narco que tienen armamento.
  • Otro problema de San Luis es el aislamiento al que nos somete. Tenemos que coordinar acciones porque sino nos perjudicamos, no llegan las políticas como deberían llegar en forma coordinada.
  • Hay que evitar que el joven llegue a la adicción y para evitarlo tenés que motorizar una política deportiva, de inclusión educativa, de oportunidades de trabajo. El chico tiene que estar en la escuela, en el club recreándose sanamente; hoy vemos todo lo contrario.
  • La política de vivienda va a ser uno de los ejes de gobierno, porque surge desde las reuniones con los vecinos, es muy difícil en la Argentina de los últimos tiempos el acceso a una vivienda.
  • De las 14 mil inscripciones que hubo en mi gestión alcanzamos a construir 13 mil, un record, nunca en 4 años se hicieron 13 mil casas. Quedaron unos 800 ciudadanos que eran las familias sin hijos o con un hijo, por el orden de mérito. En el presupuesto 2016 dejamos los recursos para construir las pocas casas que faltaban. Por capricho, destrucción, se suspendieron.
  • Nosotros hacíamos reuniones todos los lunes y después teníamos la conferencia de prensa para contar lo abordado. Ahora no hay nada para comunicar.
  • Hay gente que quiere invertir en San Luis y no sabe con quién hablar, eso significa una desidia para el inversor.
  • El respeto por el derecho de la mujer y que todos tengamos los mismos derechos, es el camino. Esto que se está visibilizando (denuncias de acoso y abuso) es una situación positiva en la sociedad.
  • En mi gobierno eliminamos los prostíbulos por ley y tuve fuertísimas presiones de sectores vinculados.
  • La Justicia es un poder que en San Luis tiene que generar una gran transformación. Cuando hay jueces muy influenciables por el poder político y económico no hay Justicia y eso le llega al humilde. Yo también lo he padecido desde lo partidario.
  • San Luis ha recibido los recursos para asumir los precios diferenciales en transporte, luz y servicios públicos, pero es mucho más fácil echarle la culpa a la Nación; forma parte de la mentira.
  • No hay que subestimar al pueblo, la billetera puede servir pero es un delito que está denunciado. La billetera no es de ellos, se trata de los fondos públicos de los puntanos.
UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR