X

Un taxista solidario: encontró $350 mil y se los devolvió al dueño

El gesto de entregar una billetera extraviada pertenece a Osvaldo Gleria. “Si me pasaba a mí me moría”, dijo.

Foto: facebook
Gleria encontró $350 mil en su taxi y se lo devolvió al dueño.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 22/12/2018 17:05
PUBLICIDAD

En tiempos donde las acciones solidarias no abundan, un taxista tuvo una actitud digna de destacar: devolvió un cheque de $350 mil que se habían olvidado en su auto.

Ocurrió este jueves por la tarde en uno de sus habituales viajes por la capital puntana. Precisamente cuando recogió a un pasajero en la zona sur y lo llevó a un local comercial de la avenida Sarmiento.

Cuando descendió el cliente, Gleria continuó con su trabajo y debió pasar una hora para toparse con la sorpresa de que se habían olvidado una billetera con documentos y dinero.

Pudo darse cuenta en el momento de limpiar las alfombras del vehículo, luego de detenerse a cargar combustible. Estaba “bien escondida” debajo del asiento delantero del acompañante.

Además del cheque, contenía papeles y tarjetas de crédito.

“Cuando hallé esto, lo primero que se me vino a la cabeza es que si me pasaba a mí me moría, son cosas feas que uno no quiere que pasen”, comentó Gleria.

Con el objetivo de devolverlo todo, le avisó a su jefe de la noticia y se planteó ir hasta la Policía, pero tomó la decisión de ir a buscar al propietario personalmente.

“Fui al domicilio y encontré su hermano pero no me pareció correcto dejarlo con él porque era mucho lo que había ahí y decidí dárselo en persona. Me dijo dónde estaba, viajé hasta el lugar y se lo di”, sostuvo.

Alegre, sorprendido y hasta confundido, el dueño de la billetera agradeció la acción y le admitió que no se había dado cuenta que la había extraviado.

En forma de agradecimiento, lo invitó a cenar junto a toda su familia el día que quiera.

Gleria de 48 años es relativamente nuevo en el oficio. Hace un año que conduce para dos diferentes empresas de remises y antes trabajó mucho tiempo para una compañía multinacional de salud en funciones administrativas.

Pese a considerarse una persona “reservada y conservadora”, el gesto se difundió rápidamente en las redes sociales y recibió felicitaciones de amigos, allegados y hasta de gente que nunca vio.

“Siempre me enseñaron a hacer el bien y dormir tranquilo, de esa manera uno descansa correctamente”, señaló.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR