X

A los 91 años, murió el escritor y periodista Osvaldo Bayer

El historiador fue uno de los pensadores más lúcidos de nuestros tiempos. Uno de sus textos más recordados es La patagonia rebelde, que luego se convirtió en película.

Osvaldo Bayer y Nora Cortiñas, en febrero de 2017, al cumplir 90 años.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 24/12/2018 14:42
PUBLICIDAD

Hoy, a los 91 años, murió Osvaldo Bayer. “Lamentablemente tengo que dar una triste noticia, falleció mi papá, Osvaldo Bayer”, publicó su hija Ana Bayer este mediodía en su página de Facebook. Ana Bayer, que es cineasta, escribió el texto en español, en italiano y en alemán y español, informo TN.

Era periodista, escritor, pensador e historiador; en definitiva uno de los intelectuales más queridos y respetado de nuestro país.

Se caracterizó por su coherencia en defender las causas de los excluidos, que plasmó en ensayos como Los vengadores de la patagonia trágica, también conocido como La patagonia rebelde, que Héctor Olivera llevó al cine en 1974 con guión del propio Bayer.

Osvaldo Bayer nació en Santa Fe el 18 de febrero de 1927. Entre 1952 y 1956 estudió historia en la Universidad de Hamburgo, en Alemania. De regreso en la Argentina se instaló en Buenos Aires y se volcó al periodismo y a la investigación histórica. Trabajó en los diarios Noticias Gráficas, en el Esquel de la Patagonia, y en Clarín. En 1958 fundó La Chispa, que él mismo denominó como “el primer periódico independiente de la Patagonia”. Entre 1959 y 1962 fue secretario general del Sindicato de Prensa. Durante la presidencia de María Estela Martínez de Perón, fue amenazado por sus escritos y se exilió en Berlín, donde permaneció hasta la vuelta de la democracia, en 1983.

Como periodista continuó su trabajo como colaborador del diario Página 12. En paralelo continuó con sus ensayos y sus guiones cinematográficos. En 2008 escribió el del film Awka Liwen4, junto a Mariano Aiello y Kristina Hille. El largometraje es la historia de la lucha por la distribución de la riqueza a partir del despojo de las tierras a los pueblos originarios. Siempre tuvo la mirada puesta en los desposeídos, los marginados y los excluidos. Fue un ferviente defensor del anarquismo y era muy común verlo reunido con jóvenes militantes del PO que lo tenían como una voz ineludible.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR