X

Tsunami Indonesia: son 429 los muertos, y todavía hay 154 desaparecidos

La ola gigantesca provocó más de 1459 heridos y obligó a la evacuación de 11.000 personas. De esas, muchas han vuelto a sus casas. La catástrofe también causó daños en 681 casas, 69 hoteles, más de 400 barcos y decenas de vehículos.

El distrito más afectado por el envite de las olas fue el de Pandeglang, en la parte javanesa, donde 267 personas murieron, 1.143 resultaron heridas y 38 están desaparecidas.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 25/12/2018 13:17
PUBLICIDAD

Al menos 429 personas murieron, 154 están desaparecidas y hay 1.459 heridos por el tsunami que golpeó el sábado el estrecho de Sonda, entre las islas indonesias de Sumatra y Java.

Por otro lado, más de 16.000 personas han sido trasladadas a campamentos temporales en lugares elevados ante la amenaza de que una nueva explosión del volcán provoque un segundo maremoto.

El número de víctimas, aún provisorio por la cantidad desaparecidos, fue confirmado por la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB) que evaluó que el tsunami que llegó a las playas sin activar las alarmas fue producto del desplome de parte de la isla donde se encuentra el volcán Anak Krakatao.

El daño en carreteras y puentes dificultó el acceso a los servicios de emergencia a varios puntos de las provincias de Banten -en Java- y Lampung -en Sumatra-, aseguró la BNPB a través de un comunicado.

Los equipos de salvamento continúan con las labores de búsqueda con el objetivo de encontrar posibles supervivientes entre escombros dejados por el tsunami.

La catástrofe también causó daños en 681 casas, 69 hoteles, más de 400 barcos y decenas de vehículos.

Las autoridades solicitaron a los habitantes de la zona del maremoto que permanezcan alejados de la playa hasta el miércoles por si hubiera un segundo tsunami.

El Anak Krakatora, de unos 300 metros de altura y cráter lateral, entró en erupción casi a diario en los últimos tres meses. La última fue el domingo pasado, cuando expulsó una gran columna de humo y ceniza.

El vocero de BNPB, Sutopo Purwo Nugroho, señaló que Indonesia no cuenta con sistemas de alerta de tsunamis provocados por un volcán y que las boyas colocadas para detectar una repentina subida de las olas no funcionan desde 2012 por culpa del vandalismo, la falta de mantenimiento y de fondos.

Indonesia se asienta sobre el “Anillo de Fuego del Pacífico”, una zona de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida cada año por unos 7.000 temblores, la mayoría moderados.

El distrito más afectado por el envite de las olas fue el de Pandeglang, en la parte javanesa, donde 267 personas murieron, 1.143 resultaron heridas y 38 están desaparecidas.

En este área turística muchos visitantes estaban celebrando el período vacacionalcuando fueron sorprendidos por el súbito embate de las aguas y ante la ausencia de alarmas de emergencia, señalan en un comunicado las autoridades.

El presidente de Indonesia, Joko Widodo, visitó hoy la zona de Pandeglang y escuchó el relato de varios supervivientes en el centro de salud de Labuhan.

Mientras, los equipos de emergencia, ayudados por maquinaria pesada pero también utilizando sus propias manos para retirar los cascotes, lograron acceder hoy a la localidad de Sumur, donde se reportaron 36 muertos y 476 heridos.

La vocera de Cruz Roja Indionesia, Aulia Arriani, explicó que aunque la ayuda humanitaria ya se distribuye en la región todavía son necesarias provisiones de comida, agua potable, medicinas y otros artículos de emergencia.

Más sobre: ,

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR