X

Megaminería de litio: vecinos expusieron la preocupación al Gobierno y esperan respuestas

La secretaria de Medio Ambiente, Natalia Spinuzza, les informó que Latin Resources presentó “incompletos” los informes ambientales y que por ahora el proyecto “está parado”. Las dudas de los autoconvocados.

La secretaria de Medio Ambiente, Natalia Spinuzza espera que se tomen las imágenes para empezar la reunión.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 31/12/2018 01:23
PUBLICIDAD

La funcionaria y la directora de Minería, Romina Zoppi mantuvieron una reunión en San Francisco del Monte de Oro con un grupo de vecinos autoconvocados, donde trazaron algunos aspectos referidos a la posible explotación de la mina Géminis y la exploración de Don Gregorio (ubicadas a 8 kilómetros de la localidad), puntos clave en los que se estima la existencia de “un millón de toneladas” de vetas de litio en roca en su estado más puro.

La problemática que plantea la gente es que la zona de actividad se ubica a escasos 600 metros del Río Juan Gómez, por lo que teniendo en cuenta la metodología de explotación, las sustancias contaminantes podrían afectar el agua (con ella a los vecinos) y daría lugar a la erosión del suelo, perjudicando el entorno de las sierras.

El avance de la compañía es inminente dado que firmó un acuerdo vinculante que le da un camino directo al 100% de la propiedad de Géminis y la concesión de exploración de Don Gregorio. Además posee alrededor de 120 mil hectáreas comprendidas desde La Carolina, pasando por La Toma, Concarán, Merlo, Tilisarao, Carpintería, Leandro Alem, San Francisco y Quines.

La relevancia del litio en la zona no sólo se debe a la cantidad existente, que arrojaría producciones millonarias, sino que el mineral se plantea actualmente como una energía alternativa.

En este sentido tanto Spinuzza como Zoppi, que estuvieron acompañadas por un geólogo, llevaron “tranquilidad”: “El expediente (de la empresa australiana Latin Resources) está parado porque se presentó incompleto”.

Además insistieron en que no pueden “oponerse a la actividad minera” y que el Gobierno de Alberto Rodríguez Saá “apuesta al cuidado del medio ambiente”.

Sin embargo en los hechos, no garantizaron la cancelación de los avances de la empresa australiana. “Con lo que se pretende hacer no existe otra metodología que no sea la minería a cielo abierto, la utilización de mucha maquinaria, explotaciones, con lo cual el daño es inminente, irreversible y con gravísimos problemas para la comunidad”, sostuvo en declaraciones a elchorrillero.com el vecino autoconvocado Carlos Camargo.

Una reunión “ambigua”

Por un lado, los lugareños recibieron con predisposición a las funcionarias dado que hace mucho tiempo esperaban tener un “cara a cara” con representantes del Gobierno. Sin embargo el encuentro “no despejó dudas”.

“Fue llamativo porque alrededor de las 11 tuve una comunicación con el intendente Juan Carlos Eduardo y me consultó si teníamos la intención de reunirnos con Spinuzza y Zoppi. Claro que aceptamos porque es una problemática que queríamos hablar en primera persona; a las 12:30 nos reunimos y sólo se remitieron a traernos ‘tranquilidad’, que están convencidos que el proyecto está detenido porque los informes todavía están incompletos, nada más, fue ambiguo, no fue una definición profunda”, detalló.

La visita de la funcionaria se produjo luego de las publicaciones que hicieron este medio y Página 12 sobre la preocupación social.

En este sentido lejos de generar expectativas, sumó incertidumbre ya que para los vecinos el hecho de que los informes “todavía” no están íntegros, deja abierta la posibilidad de lo que podría pasar si se ajustan a las normativas: “Llegamos a la conclusión de que estaría la habilitación para la explotación”.

El agua y las sierras, la lucha de los vecinos

Uno de los ejes transversales que se trataron en la reunión fue referido a los recursos naturales. Ambas funcionarias aseguraron que no van a hacer “nada que pueda perjudicar” a las poblaciones.

Los vecinos les manifestaron la preocupación por el agua, resaltando que tanto Géminis como Don Gregorio se encuentran a sólo 600 metros del río y que de materializarse la explotación “sería muy perjudicial”.

“Insistimos en la delicada fragilidad que posee el ecosistema de las sierras. Ellos no nos dieron una explicación cabal de la problemática ni nos expresaron la existencia de una decisión política para frenar esto, es más les solicitamos y reclamamos audiencias con Alberto Rodríguez Saá para hablar persona a persona, teniendo en cuenta que en sus discursos sale a decir sobre el cuidado del medio ambiente y los recursos, palabras que están respaldadas por la ley pero que se cumplen muy poco en la práctica”, señaló.

Cerca del final las funcionarias les pidieron “ayuda” a los autoconvocados en calidad de vecinos, hecho que los mismos comprenden como un deber ciudadano pero advierten que la responsabilidad “es del Gobierno de la provincia a través de los distintos organismos que regulan la actividad”.

El contacto con las funcionarias no dejó certezas por lo que seguirán realizando las mismas actividades que ejecutan en su calidad de estado de asamblea permanente. “Vamos a continuar con acciones hasta que no tengamos la exacta realidad de que el proyecto esté suspendido y no se entreguen las concesiones a Latin Resources”, dijo Camargo.

Por último expuso que no se oponen al proyecto por una cuestión de “capricho o extremismo” sino que saben concretamente lo que implica. “Queremos que el gobernador nos diga en persona que este emprendimiento no se va a realizar porque está en juego uno de los recursos más importantes que tiene San Luis que es el agua, que además no es tan abundante”, concluyó.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR