X

Familiares y sobrevivientes homenajearon a los 194 muertos de Cromañón

Varios actos y homenajes se realizarán hoy en distintos puntos de Buenos Aires y del conurbano bonaerense con motivo del 14° aniversario del incendio del boliche República de Cromañón, en el que murieron 194 personas y hubo más de 1400 heridos.

El arzobispo coadjutor de San Juan, Jorge Lozano presidió la misa.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 31/12/2018 09:09
PUBLICIDAD

Familiares, amigos y sobrevivientes del incendio del boliche República de Cromañón, en el que murieron hace 14 años 194 personas y más de 1400 resultaron heridas, participaron ayer de la misa anual en la Catedral Metropolitana, mientras que por la noche hubo recitales e intervenciones artísticas para recordarlos.

Desde las 17 se fueron acercando lentamente los familiares, que se confundían con las decenas de turistas que visitaron la Catedral, para participar de la misa que presidió el arzobispo coadjutor de San Juan, Jorge Lozano, junto al cardenal de Buenos Aires, Mario Poli.

“La fe en Dios no es algo que vive cada uno por su parte, es un don de Dios que se vive en comunidad, que nos vincula fraternalmente. A nosotros hace 14 años nos empezó a vincular de una manera especial el dolor, pero lo fundante es el amor”, dijo Lozano mientras un grupo de padres repartía velas que serían encendidas para acompañar el homenaje.

El arzobispo señaló que el dolor “puede alentarnos en la búsqueda de Dios”, y que “encararlo de ese modo hace que la vida no sea tierra árida sino fecunda, ya que el amor nos fortalece”.

“Sigamos con fe para que también nosotros nos acompañemos mutuamente. Hay que renovar la esperanza y recordar que el amor de Dios nunca nos abandona”, expresó Lozano.

María Rosa, quien perdió a su hija Soledad Baratta en la tragedia y participó de la misa, afirmó que “el tiempo no apacigua el dolor”.

“Es una ausencia que duele más cada año. Venir a la misa es una contención, uno tiene esa fe que te ayuda a vivir. Nada volvió a ser lo mismo en la vida de todos los que pasamos por esto, pero la seguimos peleando”, dijo a Télam la mujer.

Por su parte Raúl, quien también perdió a su hija Sofía en el boliche situado en el barrio porteño de Once, donde el 30 de diciembre de 2004 se presentó el grupo de rock Callejeros, contó a esta agencia que “en esta época del año caen en un estado de tristeza y memoria”.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR