X

Cada día en el país mueren cinco peatones atropellados

Sólo el 10% de los conductores de automóviles respeta la prioridad para los caminantes a la hora de cruzar. Y entre quienes circulan en moto lo hace apenas el 3%.

Sólo el 10% de los conductores de automóviles respeta la prioridad para los caminantes a la hora de cruzar.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 06/01/2019 19:15
PUBLICIDAD

Cinco peatones mueren atropellados por día en la Argentina, en el marco de una estadística que coloca en la superficie el flagelo de la escasa responsabilidad de quienes están al volante de vehículos y no respetan la prioridad de quienes caminan.

Un estudio de la Asociación Civil Luchemos por la Vida sostuvo que por no respetar la prioridad de paso en el último año más de 1600 peatones perdieron la vida en las calles y rutas de Argentina, destacando que “sólo el 10% de los automovilistas cumple esa norma”.

Según la entidad, la legislación de tránsito argentina establece que los vehículos deben darle la prioridad a los peatones que cruzan correctamente la calzada por las esquinas o sendas peatonales, y con el semáforo a su favor donde lo hay.

“Sin embargo, Luchemos por la Vida observó sistemáticamente que sólo el 10% de los conductores otorgan la prioridad al peatón”, indicó la entidad.

En el mundo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que cada año 270 mil peatones mueren atropellados y que esa conducta transgresiva es causa de la mayor proporción de lesionados o muertos en las carreteras y calles.

“Los peatones, sin carrocería protectora, sufren graves lesiones en caso de atropello”, destacó la entidad, que indicó que “dicha prioridad se respeta absolutamente en los países seguros vialmente, donde controlan el cumplimiento de las prioridades y sancionan a los transgresores”.

“Lo más común en nuestro país es ver lo contrario y los peatones deben cederles forzosamente el paso a los vehículos en sendas peatonales o esquinas, ya que los conductores ‘olvidan’ que la prioridad le pertenece al que camina”, indicó Luchemos por la Vida.

“Ese comportamiento incentivó a los peatones a arriesgarse cruzando por cualquier parte, a veces distraídos escuchando música, o hablando o mensajeando por celular, lo que explica los altos índices de mortalidad”, consideró la entidad dirigida por Alberto Silveira.

“Resulta imprescindible que todos cambiemos de mentalidad, que los conductores paremos y otorguemos siempre al peatón su prioridad”, finalizó.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR