X

Entre tristeza y el pedido de justicia, despidieron a Matías Auderut

Las redes sociales se colmaron de mensajes para el joven que falleció después de recibir una brutal golpiza en plena avenida Illía.

Matías Auderut, de 30 años, falleció por "politraumatismo craneal".
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 07/01/2019 01:58
PUBLICIDAD

“Nunca te olvidaremos”, “siempre con una sonrisa” y “te vamos a extrañar”, fueron algunas de las frases que escribieron los amigos y familiares de Matías Auderut para despedirlo.

El sábado por la tarde sus allegados le dieron el último adiós en el cementerio Jardín del Recuerdo, y el saludo se extendió especialmente en facebook.

Auderut estaba ligado a la música y al club de sus amores, Estudiantes de San Luis. Era fanático y estaba lleno de amigos. Fue descripto como una persona con un gran corazón “de oro” y de un alma infinita. Por la pasión a sus colores del barrio es que antes del descanso final su familia lo llevó hasta el “Coliseo”, la cancha “Albiverde” ubicada en Aristóbulo del Valle y Estado de Israel.

Simpatizantes del equipo, esos que compartieron con él millones de hora en la cancha alentando sin parar, se descargaron con sus palabras de su apoyo a la familia, en especial a Patricia y Hugo, sus padres.

También la “1° Peña Pasión Albiverde” publicó sus condolencias. “Todo hincha y la Peña están de luto. Justicia” escribieron en una imagen.

La muerte del joven se produjo en la tarde del viernes 4 de enero, después que en la madrugada del 30 de diciembre los golpes lo dejaran inconsciente y en grave estado.

Un video puso claridad. Las imágenes muestran cómo atacaron a Matías, cerca de un bar ubicado en Illía y Constitución.

En esa esquina y ante la vista de muchos testigos, Auderut recibió una golpiza mortal que le provocó “politraumatismo craneal”. La autopsia confirmó que le pegaron con algún “elemento contundente”.

En las últimas horas los propietarios del bar Say No More se expresaron a través de su página de Facebook. Contaron que desde el 31 se pusieron a “disposición de la justicia” y aclararon: “No nos lavamos las manos”.

También hicieron referencia a un empleado de seguridad señalado entre los agresores: “Aclaramos que el seguridad es contratado por una empresa privada. Esperamos que los culpables sean castigados”.

Ayer la Policía detuvo a dos hombres.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR