X

El desesperado pedido de una joven chaqueña acosada por su expareja: “Yo no quiero terminar muerta”

A través de un video, contó el calvario que sufre desde que se separó de su novio.

Después de agotar todas las instancias, Daiana decidió hacer público su miedo.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 16/01/2019 15:33
PUBLICIDAD

Daiana Muniz, una joven chaqueña de 21 años, acumula denuncias contra su expareja porque no deja de acosarla y amenazarla desde que decidió separarse de él hace ya nueve meses. “Tengo todas las denuncias en mi mano. ¿Para qué?, si nadie hace nada”, se lamentó en un video que en las últimas horas se viralizó a través de las redes sociales.

Después de agotar todas las instancias, Daiana decidió hacer público su miedo como un último recurso para protegerse. En su relato, señaló que le puso un punto final a la relación cuando el hombre con quien estaba de novia se empezó a mostrar violento con ella. Pensó que tomar distancia la iba a poner a salvo, pero fue peor.

Al poco tiempo de separarse empezó a recibir mensajes agresivos desde distintos perfiles de Facebook. Eran todos falsos y ella sabía quién estaba detrás, por lo que hizo la denuncia en Delitos Informáticos de la Policía del Chaco. La respuesta entonces fue negativa: le dijeron que no podían hacer nada “porque los perfiles se eliminaban apenas enviado el mensaje”.

Después de un tiempo dejó de conformarlo el hostigamiento virtual y empezó a seguirla a todos los lugares que frecuentaba. Tanto fue así, que ya no se animaba a ir sola y su hermana, sus amigas y hasta su papá empezaron a acompañarla.

A esa altura Daiana intentó con una nueva denuncia. Se presentó en la Comisaría de la Mujer, la derivaron a un Juzgado donde se abrió una causa y cinco meses después consiguió una orden de restricción de acercamiento. Tampoco le sirvió.

“Hasta ese momento él nunca intentó hacerme daño físico. Pero después violó dos veces la restricción, se quedaba en la esquina de mi casa esperándome”, indicó la joven. El lunes pasado la amenaza fue directa: “Iba a la noche con mi novio en la moto y se nos lanza encima y me dice ‘Nos vemos pronto´”.

A Daiana se le quiebra la voz cuando lo cuenta. “Creo que esto ya supera todos los límites”, advirtió la joven, y sentenció: “Él puede tardar dos segundos en matarme y la Justicia tardó siete meses en darme una respuesta”.

“No me obliguen a ver a mi hija dentro de un cajón”

Javier Muniz es el papá de Daiana y en las últimas horas también usó las redes sociales para compartir la historia de su hija y pedir ayuda. “No voy a dejar que me la maten”, afirmó.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR