X

Diego Lagomarsino, a cuatro años de la muerte de Alberto Nisman: “Mi vida hoy no es vida”

El dueño del arma con la que apareció el cuerpo del fiscal sostiene su inocencia. “Espero con ansias el juicio para demostrarlo”, dijo.

"Yo le perdoné a Alberto Nisman el quilombo en el que me metió al usar mi arma para matarse. " indicó Lagomarsino
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 18/01/2019 12:18
PUBLICIDAD

El ex empleado de la UFI-AMIA Diego Lagomarsino, el técnico informático que le prestó el arma a Alberto Nisman, manifestó que el fiscal “tenía muchos motivos para quitarse la vida” y aseguró que aguarda con ansias el comienzo del juicio para demostrar su “inocencia”.

“Yo le perdoné a Alberto Nisman el quilombo en el que me metió al usar mi arma para matarse. Traicionó mi confianza, pero yo lo perdoné. Alberto tuvo muchos motivos para quitarse la vida, lo supe después de leer el expediente y de ir conociendo cuestiones que me dieron mucha pena”, indicó.

Lagomarsino se despegó de las acusaciones en su contra y negó haber formado parte de un plan para matar al fiscal. “Cuando dicen que fui parte de un super plan homicida me pregunto si saben por qué me cagaría la vida para siempre de esa manera. No existe dinero ni motivo por el que uno haga algo así”, afirmó, para enfatizar luego: “La tragedia de mi vida se inicia un día como ayer, hace cuatro años. Mi vida hoy no es vida”.

En declaraciones a AM 530 y a la FM Con Vos, Lagomarsino recordó que hace un año “no apelamos el procesamiento para ir a juicio oral y que podamos demostrar mi inocencia”, y afirmó que en estos cuatro años “no se encontró un solo contacto mío con alguien sospechoso”.

“Lo único que buscamos es la verdad”, sostuvo el ex empleado de la UFI-AMIA, para quien “hay muchos intereses y ganas de que haya ocurrido una o tal cosa, y muchos hablan sin saber de la causa”.

Para el juez federal Julián Ercolini, para el fiscal Eduardo Taiano y para la Cámara Federal Alberto Nisman fue asesinado en el 18 de enero de 2015 en el baño del departamento de Puerto Madero que alquilaba en la torre Le Parc.

Para la Justicia, Lagomarsino fue quien llevó el arma homicida y así formó parte de un plan criminal. Por su parte, cuatro custodios de Nisman fueron procesados por encubrimiento.

Lagomarsino reveló además que su actual abogado, Gabriel Palmeiro, en un principio “tenía dudas, pero hoy está convencido, y me defiende a capa y espada porque sabe que es una hijaputez lo que están haciendo conmigo”.

Asimismo, reiteró sus cuestionamientos hacia la pericia de la Gendermería Nacional, que afirmó que Nisman fue asesinado por dos personas, que de alguna manera habrían logrado salir del baño y dejar al cuerpo del exfiscal trabando la puerta desde adentro, y la calificó de “dudosa” ya que “no aceptaron que estén todas las partes presentes”.

“Yo quiero saber por qué firmaron eso los 27 peritos, de los cuales solo 2 eran médicos, y contradice a los 14 integrantes del Cuerpo Médico Forense, y confunde golpes con improntas del cadáver. Tengo la fe y la esperanza, por ser inocente, que esto saldrá a favor mío y la gente de Gendarmería tendrá que dar muchas explicaciones al respecto”, concluyó.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR