X

El rescate de Julen, en el tramo final: solo quedan 8 metros de perforación y esperan encontrarlo el martes

Tras más de una semana de intenso trabajo, los rescatistas entran en la fase de excavación manual para encontrar al niño perdido.

Zona en donde se realizan los trabajo de rescate para rescatar a Julen.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 21/01/2019 11:33
PUBLICIDAD

La cuenta regresiva de los minutos y los metros que faltan para llegar a Julentienen en vilo a todo España y al mundo. El nene cayó hace más de una semana en un pozo de 110 metros de profundidad y 25 centímetros de diámetro.

Ahora el operativo de rescate está llegando a su tramo final y las perforaciones que se están haciendo en el lugar para armar un túnel vertical en paralelo al pozo, ya alcanzaron 52 de los 60 metros de profundidad necesarios.

Máquinas trabajan incesantemente para encontrar a Julen.

Una vez que concluyan estas tareas de excavación, calculan unas seis horas más de trabajo para asegurar y encamisar el pozo vertical. Luego entrará en acción la Brigada de Salvamento Minero de Hunosa. Y si todo sale bien se espera que Julen sea rescatado el martes.

El operativo tuvo sus complicaciones debido a zonas de excavación “muy complejas” que tenían materiales demasiado duros de horadar, según precisó la Subdelegación del Gobierno en Málaga.

El sábado se terminó la plataforma, situada 23 metros por debajo de la boca del pozo donde se halla el nene. Desde ese punto comenzó a trabajar la perforadora de manera incesante, encarando ya la recta final.

A pesar de la dificultad los técnicos, que están en la zona del Dolmen del Cerro de la Corona, movieron más de 35.000 metros cúbico de tierra, en solo 36 horas.

EL RESCATE

En el momento de llegar a Julen, los ocho expertos en rescate minero bajarán en turnos de a dos, en una cápsula de rescate de 1 metro de diámetro por 2,5 de altura, diseñada por el director técnico del Consorcio Provincial de Bomberos de Málaga, Julián Moreno, y fabricada por herreros del municipio malagueño de Alhaurín de la Torre.

Esta cápsula, que parece un ascensor, se maneja a través de una grúa de precisión, y tiene conductos preparados de aire; además de un adosado para cargar casi 500 kilos de tierra.

En la recta final, el ingeniero de Minas en el pozo de Totalán, López-Escobar, expresó su confianza sobre las habilidades de los hombres encargados de esta difícil tarea y aseguró que son “mineros de élite, de lo mejor que hay en el mundo”.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:

Más sobre: , , ,

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR