X

Morena, la nena apuñalada 11 veces por un delincuente, fue dada de alta

La pequeña de 7 años “está perfecta”. Salió de la Clínica del Niño en Quilmes acompañada por su peluche preferido, la jirafa “Wilson” y la camiseta de River autografiada por los jugadores, lista para volver a la rutina.

La pequeña de 7 años sobrevivió a las 11 puñaladas que le provocó un delincuente.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 25/01/2019 12:28
PUBLICIDAD

Gracias por todo lo que hicieron por mí. Estoy muy contenta porque ya me voy a ir a mi casa”, fueron las primeras palabras de Morena, la pequeña de 7 años que sobrevivió a las 11 puñaladas, a la salida de la Clínica del Niño en Quilmes -donde estaba internada-. Tenía en la mano su peluche de jirafa preferido (Wilson) y llevaba puesta una camiseta de River autografiada: “Me la quise poner para salir porque me la regalaron los jugadores. Cuando escuché el mensaje de Ponzio me sentí emocionada”.

Morena salió acompañada de su mamá Flavia Zayas (34) y Eduardo Luna (35) la pareja. En su casa lo estaba esperando su hermano que dijo que “la extrañaba”. “Aunque me pelee yo lo quiero”, explicó con ternura la nena a los medios.

“Una fortaleza tiene mi flaca”, dijo la madre.

Los padres aprovecharon para agradecer “a todas las personas que mandaron sus oraciones y palabras de aliento, a los vecinos que se acercaron, a las maestras. Ella está perfecta no se va con ningún tipo de tratamiento, solamente controles y arrancamos de nuevo”.

“Ella está re bien tiene una energía enorme. Se portó re bie hasta ultimo momento, hizo caso en todo… una genia. Ella sabe lo que pasó, sabe que una persona entró a casa que la lastimó y que esa persona está presa”, aseguró Flavia.

“Es un milagro de Dios, sin duda”.

El caso

El domingo 13 alrededor de las 5 de la mañana, Iván Cáceres ingresó a la casa apostada sobre calle 1336 al 1000, en la localidad de Villa San Luis, en Florencio Varela. Dentro de ella, fue sorprendido por Morena, una nena de 7 años a la que acuchilló 11 veces -con la intención de matarla- y le tapó la boca para evitar que despierte a sus padres.

La pequeña lo había reconocido como vecino del barrio y hermano del mejor amigo de  ya que él residía a unas tres cuadras de allí. Sus gritos terminaron alertando a sus papás, que inmediatamente acudieron a las autoridades e internaron a la niña.

Tras el hecho, la menor fue trasladada a un centro de salud de la zona y luego derivada a la Clínica del Niño ubicada en Quilmes.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR