X

Así funciona el “chip sexual”, la nueva moda entre los famosos

Se trata de un implante de testosterona con múltiples beneficios para la salud y la sexualidad.

Los hombres también podrían gozar de los beneficios del chip sexual.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 07/02/2019 23:48
PUBLICIDAD

“Tengo puesto mi chip sexual, el que tenía Carmen (Barbieri). Me lo puse acá -en la cola-, tengo un moretoncito… El chip es como una asistencia de hormonas que te hace estar como más joven, con el pelo más brillante y mejor de piel”. La confesión de Catherine Fulop el año pasado en el programa “El Morfi” dejó a los espectadores entre atónitos e interesadísimos en esta nueva terapia, sobre todo cuando minutos más tardes, la actriz reveló que a sus 53 años, tiene sexo entre una y dos veces por semana con Ova Sabatini, su marido.

El histórico arquero de la Selección, Sergio Goycochea, fue el último de los famosos en contar públicamente que también se ha colocado el “chip sexual”, un tipo de terapia hormonal que hizo furor hace algunos años en Miami y que ya está autorizado en Argentina. Con esto, quedó claro que no es solo una cuestión de mujeres, sino que los hombres también podrían gozar de sus beneficios, informó La Gaceta de Salta.

En Tucumán

El “chip sexual” es el nombre marketinero y vendedor de lo que en medicina se llama “implante de hormona biodéntica”. No es otra cosa que una cápsula con testosterona, en cantidades preestablecidas que varían según la necesidad del paciente. Pero despertar el apetito sexual adormecido es sólo uno de sus usos y, en general, ni siquiera es el principal.

Ana Cabrera es médica clínica (MP. 5395) especializada en medicina estética. Por esta última especialidad es que comenzó a investigar y aplicar este implante en Tucumán, sobre todo en mujeres, como una nueva terapia antienvejecimiento.

“Lo que muchas personas no saben es que las mujeres también necesitan testosteronas, y con la edad y otros factores puede reducirse, sobre todo con la menopausia. El implante no es más que una ayuda para recuperar los valores deseables de esa hormona, y estamos viendo muchos beneficios”, explica la médica.

“Mejora la piel, la tonificación muscular, evita la pérdida de masa muscular, tiene beneficios para los huesos, mejora el estado de ánimo y la vitalidad… lo del deseo sexual no suele ser el motivo por el que las pacientes lo buscan”, aseguró la profesional. En el caso de los hombres, en general mayores de 50, sí suele ser la inquietud primera el apetito sexual, pero en gran medida también lo buscan para conservar la tonicidad de los músculos.

El procedimiento es muy rápido, se hace en consultorio y dura menos de 20 minutos, con anesteria local. El dispositivo tiene el tamaño de dos granos de arroz juntos y se coloca debajo de la piel, en la zona alta de los glúteos. Depende el caso, se puede reimplantar cada cuatro o seis meses y tiene un costo de entre U$S 300 y 400.

Precauciones

Según Cabrera, en las mujeres casi no tiene contraindicaciones. A lo sumo podría provocar algo de acné o mayor crecimiento de vello. “En los hombres hay más riesgos de patologías prostáticas, como el cáncer, por eso antes de colocarlo se deben hacer estudios de la próstata y de laboratorio (principalmente PCA, antígeno prostático) y controlar periódicamente”, advirtió. En todos los casos debe ser indicado y colocado por un médico matriculado.

Así las cosas, hay una nueva “cápsula de la juventud”, que se lleva debajo de la piel. Sin embargo, Cabrera es contundente: “esto puede ser una ayuda y en algunos casos. Pero de ninguna manera suplanta los buenos hábitos de vida, el ejercicio físico, la buena alimentación y el descanso. Y bueno, tampoco soluciona problemas de pareja”, finalizó.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:

Más sobre:

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR