X

“Están dadas las condiciones para un Frente; la mayor potencialidad la tiene Poggi para ser gobernador”

El intendente Enrique Ponce afirmó que hará su aporte para que “una nueva fuerza provincial, unida, con toda la oposición, con valores compartidos” pueda “dar esa batalla”. Y se refirió a la foto que compartió con el actual senador Nacional, Claudio Poggi.

"Hay una oportunidad histórica de dar una muy buena pelea y lograr ganar la gobernación", dijo el intendente Ponce.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 11/02/2019 16:03
PUBLICIDAD

En un encuentro que mantuvo el intendente con la prensa esta mañana abordó el escenario político electoral que desembocará en las elecciones provinciales del 16 de junio.

Enrique Ponce aseguró que hay una “posibilidad histórica” de dar “una muy buena pelea y lograr ganar la gobernación”.

El Frente para disputar la gobernación a Rodríguez Saá

“La gente nos tiene que visualizar como capaces de generar una provincia mejor. Yo no soy de aquellos que especula con la pelea de los otros, soy una persona que se concentra todos los días de su vida en hacer lo mejor y todo mi esfuerzo para llevar adelante el compromiso por el cual asumí ante la comunidad”, señaló.

Inclusive dejó en claro que se siente “con ganas y fuerzas para dar un aporte mayor, una pelea para que en este año cambie el color político”, y que con “una nueva fuerza provincial, unida, con toda la oposición, con valores compartidos, podamos dar esa batalla”.

“Creo que hay una oportunidad histórica de quienes somos parte de la oposición de poner una agenda de trabajo y desarrollo para la provincia de San Luis para los próximos años”, insistió.

El hecho político del día

“Si todos con nuestra diversidad, en cuanto a posturas políticas nos ponemos de acuerdo en lo fundamental, en lo que queremos para la provincia de San Luis, hay una oportunidad histórica de dar una muy buena pelea y lograr ganar la gobernación. Siempre estaré del lado para defender aquellos que son nuestros valores y que entendemos que sería muy positivo para la provincia de San Luis un nuevo gobierno provincial”, añadió.

“En términos locales, a nivel dirigencia provincial, la persona que hoy visiblemente tiene mayor performance y potencialidad para ser gobernador es Claudio Poggi, lo tengo que reconocer”, sostuvo el intendente que ayer compartió una caminata con el actual senador Nacional de Avanzar.

La imagen de ambos caminando alrededor del lago tuvo un fuerte impacto y se convirtió en el hecho político del día.

Confirmó que no solo mantuvo diálogos con Poggi sino “con toda la gente de la oposición”.

“Hemos tenido conversaciones, discutido puntos de vista, hay cuestiones que coincidimos, otras que no, pero lo importante es dar una batalla y ganar; y las condiciones están dadas”, sostuvo para explicar el acercamiento con dirigentes opositores para dar forma a un gran Frente para las elecciones del 16 de junio.

El intendente también contó que le “encantaría ser gobernador”, y que aunque las condiciones no lo permiten ahora, eso “será en algún momento”.

Pero aclaró: “No estoy ni estaré nunca acompañando al sector de los hermanos Rodríguez Saá, pudimos haber hecho acuerdos institucionales, hubo conversaciones para hacer acuerdos políticos a partir del kirchnerismo, pero yo siempre me mantuve en una línea que es la que tengo. Hemos hecho una fuerza política nueva, con un sesgo muy vecinalista, hemos seguido adelante con todas y cada una de las políticas públicas”.

“Entendemos que hay una oportunidad histórica para renovar la provincia, son 36 años. Hoy estamos asistiendo a peleas públicas entre la familia gobernante. Jamás opino de las peleas familiares, pero ya son públicas, entonces evidentemente hay un nivel de confrontación entre la familia de los hermanos Rodríguez Saá, se hace público y creo que en ese contexto todos los que queremos un nuevo gobierno en San Luis deberíamos dejar de lado las aspiraciones personales y pensar en ganar la provincia”, detalló a la hora de dar su versión sobre la pelea expuesta entre Adolfo y Alberto.

Analizó que esto tiene que llamar a la reflexión: “Que no se puede gobernar desde lo privado, desde lo familiar, desde la suma del poder político, poner a todos los vecinos y a nosotros, la clase política, pensar que el jefe de la oposición es Adolfo”.

“Pienso que van a terminar arreglando, que no habrá PAS, porque se sabe que son fraudulentas y no van a poder ponerse de acuerdo a ver en qué números inventa cada uno en cada planilla como hicieron en otras elecciones. Lo que sí sé, es que yo no quiero que un solo vecino, cuando vaya a votar sienta que si no vota, le quitan un plan”, añadió.

También caracterizó al gobierno actual como un “sistema hegemónico de sumisión y de quitarle la esperanza a la gente”.

“Nos llama la atención a todos los que decimos ser opositores y decimos no estar con ellos para reflexionar y hacerle ver a la gente que somos distintos, que podemos ser una alternativa a Rodríguez Saá”, agregó en la misma línea.

“Siempre dije que después de que Scioli perdió la elección de 2015, que tendría que haber una autocrítica del kirchnerismo; hasta el día de hoy hay posiciones que no se tomaron entre los distintos sectores del peronismo, la propia Cristina hizo una nueva fuerza, Unidad Ciudadana. eEncolumnarme detrás no es una decisión que voy a tomar”, fundamentó en ese sentido.

Puntualizó que más allá de los colores políticos quiere seguir “con esa idea”, ganar las elecciones y “convencer a la gente que vamos por un buen camino”.

“Yo no quiero encolumnarme detrás de un sector particular, sino que siendo parte de una lucha que tiene que ser para ganar la provincia, ver si es posible junto a la oposición, con un programa de trabajo que todos conocemos y sabemos lo que hay que hacer, estemos dispuestos a hacerlo”, añadió.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR