X

Mató y descuartizó a su madre; guardó los restos en su heladera para comerlos de a poco

La insólita respuesta del asesino cuando la policía llegó a la casa de Madrid, que compartían, y le preguntó por la mujer. Se lo llevaron detenido el jueves.

El asesino acusado de "canibalismo".
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 22/02/2019 16:07
PUBLICIDAD

El llamado a la policía de una amiga de Soledad, de 66 años, que no la veía desde hace un mes, destapó el horrible fin de la mujer. Su hijo de 26 años la mató, la descuartizó y se comió parte de los restos. Lo que no guardó en varios tuppers, se los dio a su perro.

El hombre fue detenido este jueves por la policía española en Madrid, acusado de matar a su madre en el departamento que compartían en el barrio de Ventas y luego descuartizarla.

Según el diario El Mundo, cuando los investigadores le tocaron el timbre y le preguntaron por su madre, el joven agachó la cabeza y les explicó que la mujer “estaba en la casa”. Al ingresar al departamento, se encontraron con una escena de terror.

El hombre había cortado el cuerpo de su madre en trozos muy pequeños que luego guardó en varios tuppers de diferentes tamaños, muchos de los cuales se encontraban en la heladera.

El joven, con actitud “fría”, confesó a la policía que se había comido parte de los restos y que otros se los dio a su perro de la raza bodeguero ratonero andaluz. Los agentes creen que primero los cocinó. Todo apunta a un caso de “canibalismo”.

El joven fue trasladado a la Jefatura Superior de Policía y se negó a declarar. Vecinos aseguraron haber visto a la mujer el último martes y que ese día escucharon peleas y fuertes golpes dentro de la vivienda, por lo que creen que el crimen ocurrió ese día y no que la mujer estuvo desaparecida desde hace un mes.

El hombre tiene 12 antecedentes policiales por maltratar a su madre. “Se llevaban muy mal y en más de una ocasión tenían riñas muy fuertes y algún día pensé que el chico iba a matar a su madre”, contó una mujer a El Mundo.

Vecinos afirmaron que tiene una enfermedad mental y que había estado internado en un psiquiátrico. Según fuentes de la investigación, también consumía drogas y alcohol con frecuencia.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR