X

Hospitales vacíos: un médico expuso los problemas de la salud pública en Merlo

En una carta describe las limitaciones del Hospital “Madre Catalina Rodríguez”, inaugurado hace cinco meses por el gobernador Alberto Rodríguez Saá.

FOTO ANSL
El Hospital “Madre Catalina Rodríguez" fue inaugurado el 26 de septiembre de 2018.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 24/02/2019 18:25
PUBLICIDAD

“No contaba con el instrumental urológico básico; tampoco existía un servicio de anestesiología de guardia para cubrir las emergencias en urología, los casos de apendicitis aguda, partos distócicos, politraumatismos y otras patologías de urgencia, que ponen en riesgo la vida del paciente y deben ser asistidas en forma inmediata”. El diagnóstico lo hizo el urólogo Reynaldo Torrez que renunció al hospital de la villa por falta de respuestas del ministerio de Salud.

El profesional dio a conocer esta mañana a través de una carta que envió a Radio FM Alternativa las razones que lo llevaron a dar un paso al costado.

El testimonio viene a confirmar una vez más lo que exponen diariamente cientos de ciudadanos y reflejan algunos medios de comunicación. La palabra de Torrez Mendoza tiene un valor especial porque se trata de un médico que se fue del Hospital “Madre Catalina Rodríguez”, porque no contaba con el “instrumental básico” para cumplir con su rol. Además refleja los obstáculos con los que se encuentran los profesionales.

La radiografía actual del sistema sanitario muestra acumulación de edificios, pocos médicos y falta de insumos.

Frente a ese panorama el Gobierno de Alberto Rodríguez Saá promociona hospitales de diseño futurista e inteligencia artificial “Watson” y el robot “Da Vinci”.

“Éste es el hospital más importante de la provincia. Tiene categoría regional, la más alta distinción que puede tener”, fueron las palabras de Rodríguez Saá en el discurso del 26 de septiembre. Ese mensaje guardaba respuestas al reclamo popular “queremos salud” con el que los recibieron a él y su hermano Adolfo, un año antes cuando llegaban a inaugurar un hotel de seis estrellas.

A la construcción del complejo se destinaron $162 millones.

“Sentí que estaba vegetando en el consultorio”, dijo antes de describir el panorama: “prácticamente me limitaba a derivar los pacientes quirúrgicos a San Luis, lo que les ocasionaba una pérdida de tiempo y un gasto económico, que dada la actual condición, no todos podían hacerlo”.

Torrez Mendoza presentó “un proyecto con todos los datos estadísticos, casos clínicos y quirúrgicos; requerimientos de material;  instrumental y personal para el servicio de urología”.

La propuesta fue entregada a la dirección del hospital, mesa de entradas del ministerio de Salud y al “personal que trabaja” con el gobernador. Como no tuvo una contestación, renunció y al poco tiempo fue convocado desde el Hospital de Río Grande de Tierra del Fuego.

El médico compartió su experiencia en las últimas horas a partir de los mensajes, llamados y saludos de pacientes de la villa.

A continuación se reproduce en forma textual la carta del profesional:

Me atrevo a escribir estas letras, ante los numerosos mensajes, llamados y saludos de los pacientes y amigos de la bella ciudad de Villa de Merlo en San Luis.

Como es de conocimiento público, a través de Radio Alternativa, presente mi renuncia al cargo de urólogo, del hospital “Madre Catalina Rodríguez”, debido a que no contaba con el instrumental urológico básico, para atender las demandas de los pacientes y tampoco existía un servicio de anestesiología de guardia, para cubrir las emergencias en urología, así como en los casos de apendicitis aguda, partos distócicos, politraumatismos y otras patologías de urgencia, que ponen en riesgo la vida del paciente y deben ser asistidas en forma inmediata.

Sentí que estaba vegetando en el consultorio de urología, que tenía una antigüedad de dos años y prácticamente me limitaba a derivar los pacientes quirúrgicos a San Luis, lo que les ocasionaba una pérdida de tiempo y un gasto económico, que dada la actual condición, no todos podían hacerlo.

Hice todo lo posible para conformar un buen Servicio de Urología, presentándome a una evaluación de mi especialidad, en noviembre de 2018 y presente un proyecto, con todos los datos estadísticos, casos clínicos y quirúrgicos, así como los requerimientos de material, instrumental y personal para el servicio de Urología.

Dicho proyecto lo presente a las autoridades del Hospital “Madre Catalina Rodríguez”, en la Villa de Merlo, lo presente dos veces en la mesa de entrada de la Ministra de Salud en San Luis, lo presente en la mesa de entrada de Medicina del Interior y lo presente al personal que trabaja con el actual Gobernador de San Luis.

Como verán aún sigo esperando una respuesta, aunque estoy seguro que el proyecto y sus diferentes copias están en un cajón, en un tacho de basura o en los baños públicos del Ministerio de Salud en San Luis.

Asimismo hice llegar una copia del mismo, a Radio Alternativa y a la Asociación: Alas de Vida, para que sea de conocimiento de la comunidad de Merlo.

Actualmente me encuentro en el HRRG, de Rio Grande. Tierra del Fuego, donde el primer día me recibió en el aeropuerto el señor Director Juan Paulo Zarza, me dio la bienvenida, mostrándome el Hospital y me presento a algunos colegas, luego me llevo a la vivienda asignada a mi persona y la cual cuenta con todas las comodidades básicas para vivir.

Periódicamente tanto el, como la Directora Médica, doctora Herrera , me preguntan cómo estoy y que material necesito para poder realizar mi trabajo y adquirirlo en beneficio del paciente, junto a mi buen colega el Doctor Pablo Vives, (comprendo que dada la actual crisis económica, uno no puede tener todo lo que requiere para su servicio y sin embargo las autoridades del Hospital y del Gobierno Provincial, hacen lo imposible por equiparlo adecuadamente), pero en el Hospital “Madre Catalina Rodríguez”, jamás me preguntaron, que es lo que necesitaba mínimamente para poder hacer mi trabajo, aprovecho la ocasión para decirles que en Urología, falta de todo y está consignado y detallado en el proyecto que se entregó en tiempo y forma..

En el HRRG, la Guardia trabaja idóneamente, con el servicio de Urología en las urgencias y emergencias urológicas de los pacientes, existe guardia activa de Pediatría, Cirugía, Anestesiología, Quirófano, Ginecología, Obstetricia, Odontología y otros servicios médicos. Los colegas de las diferentes especialidades están pendientes de los pacientes internados, sugiriendo o corrigiendo el tratamiento en favor del paciente, los servicios de imágenes, Laboratorio, Farmacia ,Enfermería, Administración, Servicio Social, Mantenimiento, Limpieza, Seguridad, Cocina y otros hacen un muy buen trabajo, con un gran profesionalismo y calidad humana al paciente.

Lo mismo puedo decir de los profesionales médicos, enfermeros, técnicos, Imágenes, Laboratorio, Administrativos, Mantenimiento y otros del Hospital “Madre Catalina Rodríguez”, todos ellos excelentes como el Neurólogo doctor Buchanan, doctor Idalgo y todos los demás colegas, así como Laila Ali.

La Villa de Merlo, es una ciudad de turismo familiar y la mayoría de sus habitantes son adultos mayores, por lo que se merecen una buena cobertura en “Salud Hospitalaria”, como la que existe actualmente en el H.R.R.G., pero me parece que no es así, o tal vez yo esté muy equivocado y todo ahora sea perfecto.

Considero que lamentablemente las autoridades sanitarias en San Luis, no saben o no quieren dar una buena salud y administrar la misma con buen criterio, para el primer caso están los asesores, para el segundo hace falta “voluntad política”, con la cual una mejor calidad de vida nace, no se hace solo en campaña.

Un ex Jefe de Servicio me decía: Los “Cargos son Cargas”, no privilegios, lamentablemente todos aparentemente queremos cargos, no por las obligaciones, sino por los privilegios y figuraciones.

En breve se construirá un Mega Hospital en San Luis, con toda la tecnología , felicitaciones, hace falta, pero si no equipan adecuadamente al resto de los hospitales, como el de La Villa de Merlo, mejor sería construir un helipuerto, para trasladar a los pacientes en helicóptero a San Luis y que sean atendidos en forma inmediata y no arriesgar innecesariamente sus vidas, con derivaciones de patologías, que fácilmente pueden ser tratadas en el Hospital “Madre Catalina Rodríguez”, si las autoridades hospitalarias, Municipales y Provinciales tuvieran la “buena voluntad” de hacerlo.

Agradezco de corazón la confianza de mis pacientes, el respeto y apoyo de todos mis compañeros de trabajo del Hospital “Madre Catalina Rodríguez” y el cariño de mis amigos de esa hermosa y fructífera tierra, que el poeta Agüero, supo engalanar con sus bellas y agraciadas frases en poemas inolvidables.

Dr. Reynaldo Guido Torrez Mendoza

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR