X

Aseguran que la genética puede jugar un papel en la felicidad matrimonial

Así lo indica una investigación de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Yale, en Estados Unidos, publicado este domingo en la revista Plos One.

Los investigadores examinaron el papel de una variación genética que afecta a la oxitocina.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 03/03/2019 18:19
PUBLICIDAD

La felicidad a largo plazo de una persona casada puede depender de sus genes individuales o los de su cónyuge.

Esto se desprende de un nuevo estudio realizado por la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Yale, en Estados Unidos, y publicado hoy en la revista Plos One.

Los investigadores examinaron el papel de una variación genética que afecta a la oxitocina, una hormona que desempeña un papel en la vinculación social, reportó Europa Press.

La autora principal del trabajo, Joan Monin, profesora asociada de la Escuela de Salud Pública de Yale, y su equipo estudiaron a 178 parejas casadas de edades entre los 37 y los 90 años, informó Télam.

Cada participante completó una encuesta sobre sus sentimientos de seguridad y satisfacción conyugales, y también proporcionó una muestra de saliva para el genotipado.

El equipo de investigación descubrió que cuando una pareja tenía una variación genética conocida como el genotipo GG dentro del receptor del gen de la oxitocina, sus integrantes informaron satisfacción marital y sentimientos de seguridad significativamente mayores dentro de su matrimonio.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR