X

Raúl Velaztiqui Duarte explicó por qué escondió el celular de Natacha Jaitt

El empresario habló por primera vez desde la muerte de la mediática. Rompió en llanto y aseguró que “se me murió una amiga”.

Velaztiqui Duarte reveló que no se llevó el teléfono para robarlo ni para cuidar de nadie ni para extorsionar ni para comercializar su contenido ni para alterarlo ni destruirlo.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 04/03/2019 11:56
PUBLICIDAD

Raúl Velaztiqui Duarte, el empresario que estuvo con Natacha Jaitt la madrugada de su muerte y que estuvo detenido por falso testimonio, negó haber manipulado el teléfono de la conductora y actriz fallecida.

Visiblemente quebrado, Velaztiqui Duarte rechazó haber sido parte de una fiesta sexual en el complejo Xanadú y remarcó que iban a un encuentro laboral: “Yo no fui parte de ninguna fiesta sexual, no estaba en conocimiento de ello, fuimos a una reunión de trabajo”.

“Nosotros nos conocimos hace muchísimo tiempo. Siempre nos encontrábamos en cumpleaños. La vi 31 de enero en el cumple de Lissa (Vera), ahí nos volvimos a reencontrar. Siempre tuvimos un cariño genuino”, indicó en una entrevista con Mauro Viale, por América TV.

Respecto a la noche en que la mediática apareció muerta, Velaztiqui Duarte contó que habían cerrado el trato laboral y concretado una fecha estimativa del evento. “Nos teníamos que ir antes, pero llovía torrencialmente. Natacha se levantó, el dueño del lugar también. Se levantaron y se fueron”, dijo y agregó: “No vi donde fueron. No lo pude ver. Estábamos en la galería y afuera estaba lloviendo. Cuando Rigoni dijo que ella se había quedado dormida. Me llamó la atención que se haya quedado dormida. No me gustó que me haya dicho eso. Cuando la fui a ver la encontré descompuesta. No era normal cómo estaba. Estaba desvanecida. Es un horror lo que me pasó”.

El hombre fue detenido en la causa por falso testimonio, ya que en su relato se contradijo dos veces con respecto a la posición del cuerpo de la conductora y luego se llevó el teléfono celular de la víctima.

Puntualmente y sobre este tema, el empresario manifestó que: “Hay una situación clara que se la dije a los fiscales. Sentí que corría riesgo mi vida. El celular estaba en un lugar que no era lógico. Estaba detrás de una pared en donde se ponen escobas o mercadería. Tuve miedo por mi vida”.

Velaztiqui Duarte reveló que no se llevó el teléfono para robarlo ni para cuidar de nadie ni para extorsionar ni para comercializar su contenido ni para alterarlo ni destruirlo. “Yo no lo prendí. No hubo una manipulación del teléfono. Lo deposité en el auto, a la vista, no lo tapé. Así como lo encontré lo deposité en mi auto, en el asiento del acompañante, que el teléfono sea preservado. Lo guardé para que lo agarre la policía”, precisó.

Asimismo, añadió: “Es una locura lo que pasó. Fue algo que no puedo explicar. Es algo que yo fui a una situación y me encontré con otra. Me explotó una bomba. Se me murió una amiga. Una persona que es mamá. Hay mucho dolor de todos lados, han puesto en peligro mi vida”.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR