X

El drama de la familia desalojada en La Tranca continúa sin respuestas

Desde que les derrumbaron la casa en el marco de una expropiación a instancias del Gobierno provincial, viven a la intemperie. Su situación económica les impide acceder a una vivienda con lo cual se instalaron en una carpa.

La familia quedó con sus pertenencias en la calle.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 07/03/2019 03:25
PUBLICIDAD

Desde que familiares de Saturnina “Nina” Agüero (67), la mujer que fue desalojada de su rancho junto a sus cuatro hijos y cinco nietos, expusieron el problema en las redes sociales la historia fue replicada por los usuarios que se conmovieron con la situación: “No demolieron un castillo multimillonario, demolieron un ranchito repleto de amor y trabajo”.

Ahora el conflicto sigue en las mismas condiciones y continúan sin respuestas. De acuerdo a lo que informó su hermana Cecilia Agüero, en diálogo con elchorrillero.com, improvisaron una carpa en un terreno colindante, frente al sitio donde se produjo el desalojo.

La Tranca es un paraje ubicado en el departamento Belgrano, que comprende una zona prácticamente desértica, en cercanías al límite con San Juan. Allí la familia subsiste “a la intemperie” y está a la deriva de las condiciones climáticas y animales peligrosos como arañas, alacranes, entre otros que habitan la desértica zona.

Por ahora sus allegados son los únicos que asisten a la mujer y su familia: “Imagínense estar todo el día ahí, dormir, cocinar, estar expuesto a lo que sea ¿Dónde están los derechos humanos? ¿Dónde está Ni Una Menos? Estamos hablando de violencia, los derechos de mi hermana fueron pisoteados por el Gobierno provincial”.

El rancho de la familia fue totalmente destruido. (Gentileza Cecilia Agüero)

La única ayuda que recibieron fue por parte del Gobierno de la provincia de San Juan, que estuvo proveyéndoles agua mineral y apoyándolos en el difícil momento.

Qué sostiene el Gobierno de San Luis

Según describieron desde la Fiscalía de Estado lo que ocurrió con el caso fue un desalojo ordenado por el juez Civil Nº4, Agustín Ruta. La medida se aplicó luego de que la familia se instalara “en los terrenos que habían sido expropiados para la Comunidad Huarpe”.

Incluso el secretario de la Sala Judicial de Fiscalía de Estado, Roald Cattaneo, aseguró en declaraciones a la Agencia de Noticias San Luis que Agüero “es una usurpadora” ya que existían “por lo menos 3 órdenes de desalojo emitidas por la Justicia, que no acató”.

Tras la medida, la familia se instaló frente al lugar del desalojo. (Gentileza Cecilia Agüero)

Además cuestionó los argumentos de los damnificados señalando que la familia no había pasado toda la vida en el lugar.

La hermana de Saturnina expresó que le parece “vergonzoso y espantoso” conocer dichas declaraciones y mostró su repudio ante la imposibilidad de acceso a la asistencia de las necesidades básicas.

“No ubicaron a mi hermana en una vivienda, no la asistieron en salud, no le proveyeron comida, agua, incluso cuando se descompuso el día del desalojo y llamamos a la ambulancia se hizo presente una unidad de la provincia de San Juan, no de San Luis. Están totalmente desamparados”, aseveró.

“Es una caradurez muy grande decir que no somos del lugar. Somos nativos, mis hermanos se quedaron toda la vida ahí, es terrible el daño. Si el gobernador (Alberto Rodríguez Saá) tiene un mínimo de humanidad le pedimos por favor una solución, nadie tiene derecho a ser maltratado así, pero me causa gracia decir esto porque parece que me dirijo con la nada misma”, añadió.

El Chorrillero se comunicó con el Fiscal de Estado sanjuanino Jorge Alvo Varela. En un primer momento autoridades de la provincia vecina habían advertido la posibilidad de que la zona fuera territorio de San Juan, incluso el propio gobernador Sergio Uñac había expresado que San Luis había actuado con “premura” en el caso. Sin embargo se constató que el terreno está jurisdicción puntana.

“Enviamos una delegación de profesionales del Área de Inmuebles de la Fiscalía de Estado y de la Dirección Provincial de Catastro para que estudiaran el terreno. Fueron con GPS y otros aparatos de medición para determinar si el lugar corresponde a San Juan. El viernes recibí el informe que dice que el territorio es de San Luis”, explicó.

La familia no recibió ningún tipo de asistencia por parte de San Luis. (Gentileza Cecilia Agüero)

En este sentido sostuvo que la familia tiene una confusión porque “posee un plano catastral de San Juan” y tributan en dicha jurisdicción. “Como no están definidos los limites es probable que se deba a un error de catastro de nuestra provincia”, agregó.

Lo cierto es que más allá de los aspectos técnicos y legales, mientras se corroboró el trazado limítrofe el Gobierno de San Juan asistió a la familia con agua mineral y demás necesidades urgentes. San Luis no aportó ayuda.

En tanto los damnificados continúan viviendo en la zona, a la intemperie, esperando una solución. Agüero aseguró que por lo pronto la primera medida que tomarán como familia es estabilizar la situación de su hermana, cooperando en sus necesidades. Más adelante pensarán cómo afrontar los procesos formales de reclamo.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR