X

A 9 años del asesinato de Lorena y Lucía, los vecinos de La Toma no olvidan

El doble femicidio de las hermanas se produjo el 7 de marzo del 2010, en un sector ubicado a unos cuatro kilómetros de la localidad. El hecho sacudió al pueblo para siempre y la necesidad de justicia todavía está vigente.

Lorena Funes (24) y Lucía Zanón (34) encontraron la muerte cuando caminaban hacia una ermita de la Difunta Correa.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 07/03/2019 19:56
PUBLICIDAD

Cada 7 de marzo representa una llaga que nunca sanará para los tomenses porque todavía está presente en la gente la brutalidad con la que fueron asesinadas.

Lorena Funes (24 años, madre de una pequeña de 3, estudiante de programación) y Lucía Zanón (34 años, profesora de matemática) encontraron la muerte cuando caminaban hacia una ermita de la Difunta Correa situada en cercanías a La Toma Vieja (a unos cuatro kilómetros del pueblo). Iban a cumplir una promesa.

La demora de su regreso y las llamadas perdidas causaron preocupación en su madre, Ana María Brandan que no dudó en llamar a la Policía.

El hallazgo de los cuerpos fue impactante y la crueldad que se aplicó en el doble asesinato fue replicada en los medios nacionales, que incluso arribaron a la localidad para seguir el caso en primera persona.

Tras una intensa búsqueda se las encontró en la banquina tapadas con paja.

Estaban degolladas, con politraumatismo y fracturas severas. La hipótesis que manejó la acusación señaló que el homicida las atacó para violarlas, y lo hizo con una de las mujeres. Luego hubo dictámenes que contradijeron la concreción de un abuso.

Desde entonces la familia reclama justicia. Los días posteriores los vecinos se congregaron frente a la Comisaría 16º buscando intuitivamente explicaciones, y realizaron marchas en un silencio profundo que manifestó su dolor.

El 31 de marzo del 2011 los familiares solicitaron al Concejo Deliberante la posibilidad de conmemorar la fecha. Es así que cada 7 de marzo recuerdan el “Día de Duelo y Reflexión en La Toma”, manteniendo presente uno de los asesinatos “más graves de los últimos 100 años”.

En 2012 José “Charly” Correa fue condenado a cadena perpetua por “doble homicidio calificado por alevosía y criminis causa-dos hechos”. Sin embargo, la familia viene solicitando desde el año pasado la necesidad de retomar el caso entendiendo que hay más responsables.

“Les pido en mi carácter de madre de Lorena y Lucía, las jóvenes asesinadas de La Toma hace ya 8 años, la justicia que no tuvimos. Si bien existe un detenido, los partícipes necesarios se encuentran aún entre nosotros. Desconozco los términos legales y no cuento con los medios para costear un abogado, pido (…) se arbitren los medios y las decisiones necesarias para que sea justicia”, había manifestado la mamá de las víctimas.

En las últimas horas la mujer publicó un mensaje en su perfil de Facebook recordando a las jóvenes. “Hoy a 9 años de su partida siguen vivas en mi corazón y cada vez se siente más su ausencia; un beso al cielo por siempre Lorena y Lucía. Hijas, se las extraña”, expresó.

En líneas generales los vecinos recuerdan en las redes sociales el terrible hecho y comparten el dolor de Brandan, para que nunca más haya “una menos”.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR