X

San Luis es la única provincia donde se vive un paro del transporte de pasajeros

Este dato de la realidad es el fiel reflejo de que el gobernador Alberto Rodríguez Saá parece no tener límites para enfrenar al Gobierno nacional de turno. La mayoría de sus pares peronistas y a la vez opositores a Cambiemos, asumieron las competencias el 1º de enero y liberaron los fondos para sostener el servicio y evitar subas del boleto.    

Foto ANSL
El gobernador acompañado por el anfitrión, Sergio Freixes, Ernesto Alí, Alberto Rodríguez Saá (h) y Anabela Lucero,.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 10/03/2019 04:38
PUBLICIDAD

Hoy se cumplen diez días de paro porque las empresas no pueden abonar los sueldos a los trabajadores.

La cámara empresarial se reunió con autoridades del Gobierno con el único interés de que se destrabe el conflicto, pero no fue posible. La patronal asegura que no cuentan con los recursos para afrontar el pago de los haberes y el problema se sigue agravando.

El paro es por tiempo indeterminado. Y así, San Luis es la única provincia que se mantiene en conflicto porque Rodríguez Saá no cede y no distribuye los fondos que llegan de la Nación como sí ocurre en otras jurisdicciones.

En la audiencia del viernes, los funcionarios les propusieron a los propietarios de las empresas un aumento del 15% en la tarifa del interurbano, lo que les permitiría destrabar la problemática. El Gobierno también se mostró dispuesto a autorizar una reducción en las frecuencias.

La Cámara no aceptó y aseguró que Terrazas del Portezuelo debe ayudarlos a salir de la crisis. Una de las formas sería firmando con la Nación a fin de que las compañías sean incluidas en el Fondo Compensador.

Las provincias además tienen asegurados recursos a través del presupuesto nacional.

Por eso la mayoría de los gobernadores a partir del 1º de enero empezaron a subsidiar el boleto en sus distritos.

La Municipalidad de San Luis para socorrer a Transpuntano fue a la Nación. Si Rodríguez Saá firma también tendrá dinero para financiar el boleto.

El conflicto no está en la agenda oficial. Prueba de ello es que funcionarios de segunda línea sin poder decisión se sientan frente a empresarios y el gremio.

El ministro a cargo de la secretaría de Transporte, Eduardo Mones Ruiz y flamante candidato a vicegobernador esquiva la foto para no quedar emparentado con la crisis.

El gobernador viajó el fin de semana a Nueva Galia para presenciar el Festival del Caldén que organizan el ministro de Producción, Sergio Freixes y el secretario General de la Gobernación, Alberto Rodríguez Saá.

El desbarajuste del transporte público no es una novedad en la provincia. No hay que hurgar muy profundo para encontrar que el origen del descalabro se remonta a la primera gestión de Alberto Rodríguez Saá en tiempos que tenía a Miguel Martínez Petricca como ministro a cargo del área transporte.

En el discurso del 1º de abril de 2007 ante la Legislatura prometió “armar una ley de transporte que solucione los problemas, y sobre todo, el problema de los más pobres”.

Durante 2006 y 2007 alumnos de las ciudades aledañas a la capital habían iniciado un reclamo para recibir un boleto subsidiado, dado que en muchos casos debían trasladarse hasta San Luis para estudiar. Sólo recibieron la negativa.

Incluso en el 2009 con Cristina Kirchner al frente de la Casa Rosada, el gobernador jugó fuerte y dio un golpe al sistema. Envió a la Legislatura una ley a través de la cual las compañías dejaron de percibir directamente el subsidio Nacional y pasó a ser distribuido de acuerdo a un nuevo criterio del Gobierno provincial.

Las empresas se vieron afectadas y trastabillaron.

Ahora hay miles de usuarios que no pueden viajar y más de 400 empleados viviendo con incertidumbre.

La historia se repite

Ayer, el secretario General de la UTA, Iván Piñeyro aseguró que en ninguna provincia se vive un conflicto del calibre que tiene en San Luis.

“Nosotros tenemos un reclamo laboral que es a la empresa que es la razón social a la cual compañeros le trabajan. Lo que pasa es que se hace efecto dominó porque el Gobierno de la provincia es el dueño de las líneas de donde están recorriendo los interurbanos”, señaló midiendo las palabras para mostrarse prudente con Terrazas del Portezuelo.

Por la noche, la Agencia de Noticias San Luis publicó un despacho en el cual apuntó al gremio. “… la UTA no asistió a una reunión conciliatoria”, tituló el medio oficial.

Piñeyro dio su opinión también sobre la transferencia de los fondos de la Nación a la Provincia: “Uno no ve los números, si se pudieran ver, saldría a decir otra cosa tranquilamente, pero no veo esos números. Yo hago reclamos laborales, no hago un reclamo a la Provincia por cuestiones políticas”.

Indicó que las empresas aducen que “no tienen los fondos nacionales, porque la provincia no firmó con la Nación”.

Finalmente dejó en claro que “el paro continuará hasta el lunes o martes, hasta que nos paguen lo que nos deben”.

Las crisis del transporte en distintos momentos de la historia tuvieron en la cabecera de la Casa de Gobierno a Alberto Rodríguez Saá.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR