X

Hospitales abandonados y vacíos: el Gobierno mantiene cerrada la “Clínica de DOSEP” en V. Mercedes

El 1 de agosto de 2017 el gobernador Alberto Rodríguez Saá anunció que el Estado tomaba el control para gestionarla. Un centro de salud fantasma que está en deterioro y es ocupado para funciones administrativas.

Hospitales vacíos y abandonados.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 13/03/2019 13:00
PUBLICIDAD

Se trata de la maternidad modelo que construyó el Estado y se la conoce en Villa Mercedes como “Clínica de Dosep” y “Clínica del Niño”.

Hace aproximadamente una década a través de la obra social Dosep, se construyó el complejo en el barrio Los Poetas, en un predio ubicado en la esquina de Juan Llerena y García Lorca. La idea era que funcionara como una clínica y una maternidad.

En 2012 el entonces gobernador, Claudio Poggi tras llamar a un concurso de proyectos integrales para la gestión y explotación, formalizó la adjudicación a la Clínica del Niño.

Mantuvo la concesión hasta agosto de 2017, fecha en que el actual gobernador, Alberto Rodríguez Saá anunció la rescisión del contrato porque desde el Estado se iba a ocupar de la gestión.

Un equipo de El Chorrillero pudo confirmar las condiciones en las que se encuentra el edificio de mil metros cuadrados y habló con los vecinos.

Unos días antes este medio también reveló que el Gobierno provincial recibió de la Nación cinco jardines de infantes y los abandonó.

Hospitales vacíos y abandonados.

Con sólo recorrer el predio, a simple vista se observa la mayor parte de la infraestructura deteriorada como las aberturas, puertas, pisos, en algunos sectores exteriores los cables cuelgan del techo, y se ven interminables pasillos en total soledad, solo están presentes las sillas de espera vacías y los carteles de las especialidades que alguna vez prestaron servicio.

El predio, que ocupa una manzana, está totalmente dañado. Las paredes muestran grietas y en algunos espacios el césped se encuentra descuidado, a excepción de la reciente limpieza que se hizo en un sector ubicado por calle García Lorca, donde funcionan las oficinas del programa de Atención Primaria de la Salud del departamento Pedernera (APS).

Hospitales vacíos

En agosto de 2017 el gobernador Alberto Rodríguez Saá manifestó durante el anuncio del inicio de obra del Hospital Escuela, que la Clínica de Dosep volvería a la salud pública.

“El Gobierno de la Provincia homologó hoy un acuerdo entre la Fundación de la Universidad Nacional de Villa Mercedes y el Ministerio de Salud, con respecto a una obra muy interesante y que costó mucho sacrificio por parte de Dosep hace unos 5 o 6 años atrás (…) esa clínica ya estaba y lo que hizo la obra social era algo nuevo para sumar más en salud, pero al fusionarse disminuyó, porque la Clínica del Niño no tomó todo el edificio, ya que la mitad está prácticamente sin ocupar, dejó de prestar servicios en su clínica y se fue a esa maternidad, lo que redujo la atención; lo que era más se convirtió en menos”, dijo Rodríguez Saá el 1º de agosto.

Hospitales vacíos y abandonados.

“El Gobierno anterior se equivocó”, dijo ese día en el acto al criticar a la gestión de Poggi por el convenio con el sector privado.

Rodríguez Saá prometió que se darían todas las facilidades para que la Clínica del Niño retornara a sus instalaciones y el hospital de Dosep fuese administrado por el Estado.

“Para que no se interrumpa la atención los profesionales seguirán durante 70 días trabajando en la Clínica de Dosep y el Estado la arreglará y la pondrá en valor”, prometió.

Hospitales vacíos y abandonados.

Sin embargo a un año y medio de la finalización del contrato con la Clínica del Niño, la realidad señala que el hospital está “abandonado y deteriorado”.

En el recorrido se verificó que efectivamente el lugar está en desuso con evidentes signos de deterioro, tanto externamente como internamente.

Hospitales vacíos y abandonados.

Lo único que funciona es un pequeño sector del edificio, dedicado a las actividades del APS.

La comunidad de Villa Mercedes se quedó sin un hospital.

En el diálogo con los vecinos se verificó que en su momento la Clínica del Niño era un importante centro de asistencia.

En la actualidad la situación provoca que los vecinos deban recurrir a otros centros. En el caso de que un vecino del barrio Los Poetas opte por ir al Policlínico Juan Domingo Perón por ejemplo, debe recorrer aproximadamente 3 kilómetros y si va en colectivo el tiempo estimado de llegada es de 20 minutos.

Hospitales vacíos y abandonados.

Asimismo pueden elegir la atención del Hospital de La Pedrera al que en vehículo se accede en 10 minutos estimativamente. Aún así, implica un desgaste para los vecinos que ya habían asumido el nosocomio como un espacio para la cobertura de su Salud.

“La gente del Plan de Inclusión lo ha estado limpiando, de hecho hace unos días cortaron el pasto. Pero no está funcionando, solo atiende una oficina, no hay especialistas. En su momento estaban la mayoría de las especialidades, había internación, las mamás podían tener a sus hijos, se hacían distintos estudios médicos”, comentó Mariela Lucero.

“Se me enfermaba la nena y en dos segundos estaba en el hospital. Es una lástima que esté así, dicen que se llueven las instalaciones, la clínica había traído vida”, añadió.

Hospitales vacíos y abandonados.

Otra vecina del barrio Los Poetas, Vilma, opinó: “No funciona desde hace un año y medio. No sabemos bien porqué, pero lo cierto es que no atienden. Antes había médicos clínicos, cirujanos, pediatras, cardiólogos, entre otros; los vecinos en cada oportunidad que tuvimos les pedimos a las autoridades que el centro abriera sus puertas, además se asistía a los barrios aledaños como el Pablo Díaz o el Barrio 828 Viviendas”.

Elida Silva, que vive apenas a media cuadra del hospital recibió al equipo periodístico de El Chorrillero y también confirmó el estado del lugar. “Lo veo abandonado, no está funcionando. Yo no me he hecho atender pero sí he ido porque tenía familiares y amigos internados. Adentro es una maravilla, del tipo de los hospitales que hacía (Juan Domingo) Perón, pero por la falta de atención la gente tiene que recurrir a otros lugares”, explicó.

En resumidas cuentas la voz de los vecinos es clave a la hora de constatar la falta de atención, en contraste con las declaraciones de Rodríguez Saá que prometió una puesta en valor en medio de lo que definió como el “cambio cultural en la salud”.

Qué dicen las autoridades

El Chorrillero intentó hablar con el director del Policlínico Regional de la ciudad, Diego Saber, pero estaba de viaje. Aún así se mantuvo una entrevista con la jefa del Programa de Atención Primaria de la Salud del departamento Pedernera, María de Los Ángeles Massa Alcántara, quien se encuentra a cargo del edificio.

Hospitales vacíos y abandonados.

“Aquí tenemos el programa APS, que es el centro que regula cuatro hospitales de Villa Mercedes comprendidos por el Hospital de La Pedrera, el Hospital de La Ribera, el Hospital Suárez Rocha y el Hospital Eva Perón. También tiene a cargo centros de salud de Villa Mercedes, Juan Jorba y Lavaisse”, dijo.

Massa Alcántara reconoció que en el edificio del hospital  lo que se hace son “actividades administrativas”, es decir, no hay prestación de salud.

El personal del programa reconoció que al día de hoy sigue llegando gente buscando ser atendida por algún profesional, pero ello no es posible.

Hospitales vacíos y abandonados.

“La gente no lo entiende muchas veces, pero poner una terapia acá por ejemplo, no es viable, no tiene sentido”, agregó.

En conclusión, más allá de las promesas y las definiciones oficiales sobre la utilidad del lugar lo que sucede con la Clínica de Dosep es que está cerrada.

En San Luis conviven escuelas y hospitales vacíos y abandonados.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR