X

Fin del paro y una nueva suba del boleto; con carteles y bocinazos los choferes agradecieron a “Alberto”

La medida de fuerza se levantó después que el Gobierno autorizara una nueva suba de las tarifas del interurbano, la segunda en lo que va del año. Para pagar los sueldos y afrontar la crisis, las empresas recibirán de la gestión de Alberto Rodríguez Saá un préstamo de $35 millones.

El agradecimiento de los choferes después del acuerdo con el Gobierno.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 13/03/2019 15:31
PUBLICIDAD

No hay detalles de cuánto será la suba esta vez, lo cierto es que comenzará a regir a partir del sábado cuando sea publicado en el Boletín Oficial.

Mientras en otros distritos los gobiernos provinciales lograron sostener las tarifas, en San Luis Alberto Rodríguez Saá se mantuvo firme en su decisión de no otorgar los subsidios, cuyos dineros son bajados por la Nación para dar respuestas al sector.

Con un nuevo cuadro de tarifas que golpeará el bolsillo de los humildes, el Gobierno encontró “la solución” a un problema que tiene en crisis a las empresas de transporte.

Rodríguez Saá no quiso entregar el dinero que por las políticas nacionales tiene garantizado para afrontar el problema de los transportistas.

La decisión se conoció después que llegaran a un acuerdo con los dueños de las empresas y los choferes (que mantuvieron un paro de 12 días debido a la deuda de sus salarios).

El pasado 11 de enero, Rodríguez Saá dispuso un aumento promedio del 30%, aunque los costos en algunos corredores alcanzaron el 56%. La suba anterior se había dado el 1º de diciembre de 2018 y fue la tercera de ese año.

No especificó a cuánto se irán los pasajes del interurbano en esta oportunidad, pero será la segunda vez en 60 días que los usuarios verán afectado el bolsillo.

El fin del conflicto se conoció el martes a la noche cuando el ministro de Gobierno, Eduardo Mones Ruiz dio una conferencia de prensa. Allí se comunicó que también se iba a otorgar un préstamo de $35 millones a los propietarios de las empresas para que puedan afrontar el pago de los sueldos “y hacer frente a gastos de combustible, neumáticos y otros insumos”.

Después de la oficialización, los micros del interurbano hicieron un bocinazo “de alegría” y pegaron carteles de agradecimiento al gobernador. Entendieron así que la respuesta del Estado provincial atendía su reclamo.

Pero la medida quiere decir además que los empresarios deberán devolver el dinero en 18 cuotas y los usuarios, (que en su gran mayoría son los sanluiseños más humildes) deberán aceptar sin lugar a recriminación otro ataque al bolsillo.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR