X

Motochorros asesinaron a una mujer que iba a realizar un depósito bancario

Fue en San Justo. Tras el crimen, escaparon con el dinero.

El crimen fue a metros del cruce de las calles Arieta y Australia, en San Justo, pasadas las 14.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 14/03/2019 20:28
PUBLICIDAD

Otro ataque de motochorros se cobró una vida en el Gran Buenos Aires. Este jueves por la tarde, dos delincuentes asaltaron a dos personas que iban en un remis a un banco del partido de La Matanza. Los ladrones, antes de irse con el dinero, asesinaron a una mujer de 25 años de un balazo e hirieron al conductor del auto en el que viajaba.

El crimen fue a metros del cruce de las calles Arieta y Australia, en San Justo, pasadas las 14. La víctima fatal se dirigía a una sucursal bancaria junto a un hombre para realizar un depósito dinero, cuando fueron sorprendidos por los ladrones, que viajaban en una moto.

Según la reconstrucción que hicieron los investigadores, todo comenzó cuando el remis conducido por un hombre, identificado como Juan Marcelo Rearte, de 44 años, fue llamado desde el frigorífico situado en el kilómetro 40 de la ruta 3. Allí, el conductor buscó a la víctima fatal, María Caccone, que iba acompañada de otro hombre, y ambos se fueron en un Renault Logan negro.

Los empleados del frigorífico se dirigían a la sucursal del banco Comafi con la intención de depositar 40.000 pesos que la mujer llevaba en una cartera. Sin embargo, antes de llegar los motochorros los interceptaron y se cruzaron delante del auto.

La esquina de Arieta y Australia, en la que se produjo el ataque.

Además, los investigadores añadieron que uno de los delincuentes se acercó a la ventanilla del asiento del acompañante y sin mediar palabra efectuó un disparo que impactó en el cuello de la mujer. El ladrón disparó una segunda vez e hirió al chofer en la cintura, tras lo cual tomó la cartera que contenía el dinero y se escapó con su cómplice.

Caccone fue trasladada de urgencia al Policlínico de San Justo en un auto particular, donde ingresó muerta a raíz de las lesiones sufridas. En tanto, Rearte también fue llevado a ese centro asistencial, donde quedó internado con una herida de arma de fuego con orificio de entrada y salida.

Mabel, la dueña de un quiosco ubicado a metros del lugar en el que se produjo el ataque, contó en diálogo con TN que llegó a ver cómo los ladrones se escapaban: “Los vi alejarse, iban en una moto negra muy chica. Se mataban de risa mientras se iban, eran dos chicos jóvenes, no parecían mayores de 18 o 19 años”.

El auto en el que se trasladaban las víctimas del robo.

“Vino un hombre pidiendo por favor que llame a la Policía y cuando salí a ver qué había pasado me encontré con el auto baleado. La imagen era terrible, había quedado plata pegada al vidrio del auto, con sangre”, relató la comerciante, sobre la trágica escena con la que se encontró al salir de su local.

La mujer añadió que los robos en la zona “son frecuentes”. “Entran en los comercios o les roban a los que pasan caminando, pero nunca habíamos llegado al punto de tener que lamentar una muerte como hoy”, comentó.

“En esta cuadra no ves un solo policía. Levantamos firmas, hicimos de todo, pero acá no hay policías nunca. Lo de los motochorros es habitual, también roban en bicicleta. Hace unos días le robaron una cartera a una chica y se fueron como si nada”, añadió otra vecina a TN.

Tras el crimen, el fiscal Claudio Fornaro, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Temática Homicidios del Departamento Judicial La Matanza pidió analizar las cámaras de seguridad que hayan captado el momento del ataque, como así también los momentos previos.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR