X

Sin educación; los alumnos de Pozo Cavado tuvieron solo una semana de clases

Padres de los chicos dieron a conocer que el Gobierno provincial todavía no designó un docente a cargo y que una supervisora actuó como maestra por una semana.

Los chicos de Pozo Cavado solo tuvieron siete días de clases.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 26/03/2019 01:49
PUBLICIDAD

Estudiar en el paraje Pozo Cavado se volvió un drama. Los alumnos de la Escuela N° 340 “Senador Miguel Ángel Bernardo” solo tuvieron siete días de clases desde que comenzó el ciclo lectivo.

Si bien estaba planificado que el miércoles 6 comenzaría el dictado, desde el ministerio de Educación comunicaron que “no estaba firmado el decreto que avalaba la designación de un profesor”.

Un familiar de los estudiantes dialogó con elchocrrillero.com y confirmó “que recién la semana pasada” tuvieron sus primeras jornadas educativas, pero eso fue todo. Este lunes les comunicaron que la supervisora que asistía iba a regresar recién el 1º de abril.

Ante esta situación, los tutores de los niños salieron a reclamar para obtener una respuesta oficial, sin embargo lo único que les dijeron fue que “debían esperar”. Y los chicos siguen sufriendo la falta de educación.

Ya el año pasado el colegio presentó muchos inconvenientes en el mismo sentido. Tanto así que recién a fines de mayo los niños se pudieron sentar en los pupitres.

El paraje se encuentra a 89 kilómetros de la ciudad de San Luis y a unos 30 de la localidad de San Francisco. La escuela tiene nivel primario y acuden chicos de toda la zona.

La problemática es que en el último tiempo ya “se tornó común”, y eso tuvo su repercusión en la matrícula: de 20 alumnos que asistían normalmente, hoy solo quedaron cuatro.

Algunos padres optaron por sacarlos de la institución e inscribirlos en otros establecimientos educativos de los pueblos vecinos: San Francisco o Toro Negro.

Para no faltar, algunos alumnos deben viajar en el transporte escolar, caminando e incluso a caballo. Ahora, quienes se quedaron también deben realizar largos tramos a pie. Unos caminan 8 kilómetros y otros hasta 14 para poder educarse.

Este año el Gobierno provincial decidió que las clases comenzaran el 28 de febrero para garantizar los 190 días de clases.

Pero, tal y como lo muestra el caso de Pozo Cavado, el comienzo no fue normal en todos lados. Se suma tristeza, porque los días se siguen perdiendo.

“Esto se tiene que solucionar a todo costa, estamos cansados que nos basureen y más con las criaturas de por medio, porque con ellos no se juega”, sostuvo la fuente consultada.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR