X

River se hizo fuerte en Córdoba y puso un pie y medio en la Libertadores

Con un doblete de Nacho Fernández -el segundo, con una gran avivada-, el equipo de Marcelo Gallardo sumó tres puntos que lo dejan prácticamente clasificado a la próxima edición. De La Cruz se fue expulsado.

CORDOBA 30 de marzo de 2019 tallere- river fetejo gol de river 1 foto caceres marcelo
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 30/03/2019 23:05
PUBLICIDAD

River se impuso esta noche por 2-0 en su visita a Talleres de Córdoba en el Kempes por la fecha 24 de la Superliga y con los tres puntos obtenidos selló virtualmente su clasificación a la próxima Copa Libertadores. Ignacio Fernández hizo los dos goles del partido.

En el primer tiempo River fue el gran protagonista del trámite desde el comienzo. Ya a los tres minutos tuvo la primera, cuando un rebote favoreció a Borré, que se fue mano a mano con Herrera pero falló en la definición. Pocos minutos después, Pratto marcó la diagonal para el pase de Enzo Pérez, pero el remate del delantero Millonario se fue lejos.

Hasta que a los 26 llegó la apertura del marcador, cuando desde un pelotazo de Armani, Pratto peinó para Borré, quien se la devolvió de taco. El Oso tuvo que retroceder unos metros y vio como Nacho Fernández picó en diagonal para recibir la gran asistencia del delantero y poner el 1-0.

Pasaron un par de minutos hasta que el propio Fernández amplió el marcador, con una avivada que el solo vio. Es que el ex Gimnasia fue derribado cerca del lateral y se quedó unos segundos en el césped. Pero cuando se paró, con la pelota acomodada, vio que tanto el arquero de la T como sus defensores no estaban atentos a lo que podía pasar y remató de una por encima de Herrera para clavar el 2-0 ante la atónita mirada de todo el Kempes.

El partido parecía controlado, pero en el arranque del complemento el Millonario sufrió un golpe inesperado: Nicolás De La Cruz vio la segunda amarilla por un pisotón a Tenaglia y dejó al equipo con diez. A partir de allí, Talleres comenzó a crecer en el juego y con el correr de los minutos pasó a ser dominador de las acciones. A los 21, Armani tuvo la mejor atajada del partido cuando voló abajo sobre su palo izquierdo para desviar una palomita de Mauro Ortiz, en la más clara que tuvo el local para igualar.

Con los ingresos de Zuculini y Ferreira para tener pierna fresca en el mediocampo, más Matías Suárez por Pratto para darle aire al ataque y con Armani terminando el partido entre algodones por un problema muscular, el Millonario sostuvo el triunfo con el que practicamente se aseguró la participación en la próxima Copa Libertadores: le sacó seis de ventaja a Atlético Tucumán -que todavía tiene que jugar esta fecha- pero la diferencia de gol es contundente: los de Gallardo le sacan 14 a los tucumanos.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR