X

A 51 años del asesinato de Luther King, Francisco nombró a un afroamericano arzobispo de Washington

El papa Francisco designó al afroamericano Wilton Gregory como nuevo arzobispo de Washington, en el día del 51er. aniversario del asesinato de Martin Luther King, activista por la paz y los derechos civiles de las minorías en los Estados Unidos.

Desde 1983 a 1994, Gregory fue obispo auxiliar de su ciudad natal, Chicago, sirviendo bajo su maestro teológico, el cardenal progresista Joseph Bernardin.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 04/04/2019 11:21
PUBLICIDAD

El papa Francisco designó al afroamericano Wilton Gregory como nuevo arzobispo de Washington, en el día del 51er. aniversario del asesinato de Martin Luther King, activista por la paz y los derechos civiles de las minorías en los Estados Unidos.

Gregory, de 71 años y hasta hoy arzobispo de Atlanta, reemplazará al cardenal Donald Wuerl, quien permaneció en la capital como administrador apostólico desde que renunció al cargo en octubre del año pasado, presionado por el escándalo de su predecesor, el ya ex-cardenal y ex-sacerdote abusador Theodore McCarrick.

Según fuentes consultadas por Télam, Gregory tiene allanado el camino para convertirse en los próximos años en el primer cardenal negro de la historia de los Estados Unidos.

La designación de Gregory, publicada hoy en el boletín oficial del Vaticano, se da a 51 años del asesinato de Luther King, a quien el pontífice citó en su mensaje para la Jornada Mundial de la Paz en 2017.

Desde 1983 a 1994, Gregory fue obispo auxiliar de su ciudad natal, Chicago, sirviendo bajo su maestro teológico, el cardenal progresista Joseph Bernardin.

En 1994 fue nombrado arzobispo de Belleville, en el mismo estado de Illinois, del que fue senador en ese período el también afroamericano Barack Obama, puesto en el que permaneció hasta 2004, cuando fue trasladado a Atlanta.

Considerado un hombre alineado con la Iglesia de Jorge Bergoglio, en pleno escándalo de los abusos de Spotlight, en Boston, Gregory consiguió implementar los actuales protocolos anti-abusos de la Iglesia estadounidense, siendo reconocido en 2002 por la revista Time por su compromiso con la protección de los menores.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR