X

Lesa humanidad: reiteraron el pedido de absolución y cuestionaron a los testigos

Aseguraron que “no se acredita”, con la evidencia recopilada, la imputación que recae sobre los acusados por torturas, secuestros y asociación ilícita.

Este viernes se llevó a cabo el segundo día de los alegatos de la defensa.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 07/04/2019 03:04
PUBLICIDAD

Ayer el tercer juicio por lesa humanidad tuvo su segundo día de alegatos por parte de la defensa que fundamentó el accionar del ex médico de la Policía de San Luis, Jorge Omar Caram y del ex teniente de Artillería Nº 141, Alberto Eduardo Camps, dos de los tres imputados.

Junto al ex juez Federal, Eduardo Allende, son acusados de cometer múltiples delitos durante la última dictadura cívico militar, entre ellos, la privación ilegítima de la libertad, tormentos y homicidios.

A lo largo de la jornada, los defensores oficiales Santiago Bahamonde y Reinaldo Pastor, expusieron las razones de porqué piden la absolución.

Cabe recordar que tanto el ministerio Publico Fiscal, como la querella, pidieron cadena perpetua para Allende y 15 años de cárcel para Caram y Camps.

La defensa oficial representada por Reinaldo Pastor, Claudia Ibañez y Santiago Bahamonde desde Mendoza.

Caram. Tal y como sucedió en la anterior audiencia, Bahamonde comenzó con la exposición mediante video conferencia desde Mendoza en el que desde un principio negó la participación de su defendido en el plan sistemático criminal.

Concretamente se lo acusa a Caram de revisar a las víctimas de las torturas, corroborar su estado de salud y dar el visto bueno o no de seguir con los tormentos.

En esta oportunidad uno de los ejes discutidos fue la asociación ilícita, de la que es señalado pertenecer. Bahamonde consideró que esta calificación “es vaga y amorfa” dado que “carece de criterio” a la hora de determinar si se es parte o no.

Como ejemplo, trajo a colación la sentencia del segundo juicio de estas características que se llevó a cabo en la provincia. Precisamente habló de uno de los condenados: el médico Vicente Moreno Recalde que recibió 10 años de prisión.

Lo que buscó fue mostrar cómo el Tribunal de aquel momento absolvió a Moreno Recalde de ser parte de una asociación ilícita, hecho que “se debe tener en cuenta a la hora de juzgar a Caram”.

“Como máximo se podría hablar de una interacción reiterada en poco tiempo, pero nada más”, sostuvo Bahamonde.

Por otra parte, hizo foco sobre las declaraciones de las víctimas y en la “repercusión” que tiene el paso del tiempo. Dijo que hay “constantes contradicciones”, especialmente de Aníbal Franklin Oliveras y de Juan Fernando Vergés.

“No logran explicar acciones concretas que (Caram) llevó a cabo”, agregó.

La querella representada por Norberto Foresti y el fiscal Federal, Cristian Rachid.

Camps. El encargado de defender al ex militar fue Pastor. Ya desde un principio trajo a discusión los testimonios que “nunca explicaron cuándo ni cómo intervino en las torturas”. A lo largo de su alocución hizo referencia a los dichos de Raúl Edgardo Lima, Isabel Catalina Garraza y Domingo Silva.

Uno de los puntos en el que centró sus críticas fue lo dicho por Silva y cómo fue interrogado por uno de los magistrados. Consideró que fueron “preguntas inducidas”.

“Quien debía dar un ejemplo de imparcialidad realizó preguntas tendenciosas. Esa prueba debe ser considerada irregular o ilícita”, manifestó.

Siguientes audiencias y posible fecha de sentencia

Debido a lo extenso del debate y a algunos inconvenientes que se presentaron en el medio, se prolongó al menos un mes la definición. Si bien se preveía que terminara este mes, ahora se estima que sea en mayo.

Desde la fiscalía adelantaron que realizarán una réplica y restará la palabra de los imputados.

La siguiente jornada será el turno de los alegatos de la defensa de Allende. Está programado para el próximo viernes 12 a partir de las 8:30.

Por: Julián Pampillón.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR