X

Otra nena fue atacada por un pitbull en su casa

Alma, de 2 años, está internada desde hace diez días en el Hospital de Niños Sor Maria Ludovica de La Plata, luego de ser desfigurada por un perro que la familia se vio obligada a adoptar una semana atrás.

La mamá de Alma, Yanina Elizabeth Paniagua, de 19 años, estaba trabajando cuando ocurrió el trágico hecho.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 11/04/2019 16:17
PUBLICIDAD

Hace diez días la pequeña Alma Morena Lazarte merendaba en la casa de su abuela en el barrio Nicole de Virrey del Pino junto a la pareja de su mamá cuando decidió salir para ir a la parte trasera de la casa y hacer un recorrido al que estaba habituada.

Alma llevaba una galletita en la mano. Al pasar al lado del perro pitbull que estaba atado, el can la atacó con ferocidad. Le mordió la cara, el cuero cabelludo y su dentadura penetró hasta la masa encefálica de la menor. “Le fracturó la nuca y le llegó a tocar el cerebro. Perdió líquido cefalorraquídeo”, contó atelefenoticias.com.ar Matías Roberti Riquelme, quien estaba con la nena en el momento del ataque.

Dada la gravedad de las heridas, rápidamente fue trasladada en una ambulancia del Hospital Simplemente Evita Km32 de González Catán al Hospital de Niños Sor María Ludovica de La Plata. “La atendieron más de 11 médicos. Todos se ocuparon para sacarla adelante”, detalló el joven.

Matías, de 24 años, quien desde hace un mes está convaleciente tras haber recibido un tiro en la columna cuando intentaron asaltarlo, estaba en reposo en un sillón cuando Alma fue atacada. Ante los gritos, “no sé de dónde saqué fuerza, me levanté, corrí rengueando y me tiré arriba del perro. Vino mi mamá, acudieron vecinos y hasta le dispararon al animal para separarlo y que largara a la nena”, contó.

El perro, que ahora está alojado en el Centro de Zoonosis de La Matanza, hacía una semana que estaba en la casa. Según relató Matías, se habían visto obligados a adoptarlo. “El día que lo dejaron, mi mamá no estaba y mi papá, que tiene cáncer de garganta y tiene una traqueotomía, no podía hablar y no lo rechazó”, asuguró Matías.

La familia vive en el barrio Nicole, ubicado en el km 35 de la ruta 3 al lado del Ceamse, como su nombre indica, “Ni colectivos” pasan por allí debido al peligro que corren- es extremadamente inseguro. “Como el barrio es muy inseguro, terminamos aceptando al perro creyendo que iba a ser guardián”, lamentó el joven, que no es el papá de Alma pero que la cría como si fuera su hija.

La mamá de Alma, Yanina Elizabeth Paniagua, de 19 años, estaba trabajando cuando ocurrió el trágico hecho. Se desempeñaba como niñera en dos turnos diarios, de 8:00 a 14:00 y de 18:00 a 23:00. Desde que la nena está internada y ella la acompaña  cuando logra cargar su tarjeta Sube-, perdió el empleo.

“La mujer que nos dejó al perro nunca se hizo cargo. Y de Zoonosis jamás nos llamaron”, reclamó Matías.

Alma ya despertó y está en una sala común. Ingiere comida triturada y está con una sonda nasogástrica. Aún no saben si le practicarán una cirugía plástica o le colocarán una prótesis. Dado que el hospital queda muy lejos de su casa, la familia desearía que a Alma la trasladen a un centro médico más cercano a su domicilio.

Madre y padrastro tienen como prioridad que la pequeña se recupere. Estaban construyéndole una habitación a Alma. La obra se detuvo porque tratan de permanecer el máximo tiempo posible al lado de la chiquita.

Mientras tanto, quien pueda colaborar con los viáticos de Yanina, se puede comunicar al 011 5342-4476.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR