X

San Luis: motochorros robaron un comercio y provocaron pérdidas de casi $80 mil

Delincuentes se llevaron dinero en efectivo y provocaron daños totales en la caja registradora, en el ingreso al depósito y en uno de los vidrios. Todo quedó registrado en las cámaras de seguridad.

El robo ocurrió el domingo a la madrugada.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 16/04/2019 18:26
PUBLICIDAD

La inseguridad en San Luis continúa a flor de piel y los comercios la siguen padeciendo. En esta oportunidad la sufrió el local “Pastas Ramos” ubicado en la equina de República del Líbano y San Juan de la capital puntana.

El domingo a la 1:20 de la madrugada dos motochorros con cascos ingresaron por la puerta del depósito y provocaron pérdidas materiales.

El dueño del lugar, Federico Pascuarelli, relató cómo fue la secuencia del robo en declaraciones a elchorrillero.com.

Si bien se robaron $2.600 (iban a ser usados como cambio para el siguiente día), el mayor daño que produjeron fue en la caja registradora que quedó totalmente rota.

Pascuarelli comentó que necesitarán comprar una nueva que tiene un costo de $47 mil. Además, en el intento de entrar, los malvivientes rompieron la cerradura y el vidrio. El repuesto de ambos requerirá de una inversión de $3100 y $27 mil.

Vecinos del edificio fueron quienes le avisaron de que algo estaba pasando dentro del local. Cuando se estaba preparando para salir recibió un llamado de la compañía de seguros que le advirtió que la alarma fue activada. Al llegar, minutos después, vio el escenario.

Los ladrones quedaron registrados por dos cámaras de seguridad. Uno de ellos se mantuvo en la moto actuando de “campana” mientras que el otro fue directamente por el botín.

“Se los veía muy violentos y creo que tenían estudiados los movimientos” aseguró Pascuarelli.

El robo ocurrió el domingo a la madrugada.

La denuncia fue radicada en la Comisaría Nº 2 y las imágenes ya las tiene la División de Investigaciones.

El comerciante advirtió sobre la escasa presencia policial: “Ya no pasan por el barrio, es como una zona liberada. Más allá que es un sector muy transitado, a los delincuentes no les importa ni los intimida”.

“No es un hecho aislado, a mucha gente ya le han robado.Ya hubieron asaltos a mano armada inclusive. Realmente no hay seguridad”, añadió.

Señaló que tomará más medidas de protección, entre ellas, más cámaras, un botón antipánico y refuerzos en las dos puertas.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR