X

La mujer que se quedó pelada por el estrés que le causó su casamiento

La inglesa creyó que todo el estrés terminaría al día siguiente de su ceremonia, pero en realidad fue entonces cuando comenzó la pesadilla.

La inglesa creyó que todo el estrés terminaría al día siguiente de su ceremonia, pero en realidad fue entonces cuando comenzó la pesadilla.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 17/04/2019 19:25
PUBLICIDAD

Organizar un casamiento puede generar nervios en cualquier pareja. Son meses de preparativos para que ningún detalle quede librado al azar. Y a causa de esto, una joven inglesa perdió el 90% de su pelo.

Se trata de Michelle Wilson-Stimson, una novia de 42 años que, a principios de 2018 estuvo planeando su gran día, pero al igual que otras mujeres que organizan un evento de esta magnitud, se enfrentó a algunos problemas con proveedores, cancelaciones y renuncias de última hora.

La inglesa creyó que todo el estrés terminaría al día siguiente de su ceremonia, pero en realidad fue entonces cuando comenzó la pesadilla.

Michelle se dio cuenta de que el cabello se le caía por montones, y, al cabo de unas semanas, su melena había desaparecido casi por completo. Ante tal situación, Wilson decidió ir con un profesional.

Al llegar al consultorio, los doctores le preguntaron si había estado estresada o si su alimentación había cambiado en los últimos meses. Entonces, la novia recordó por todo lo que había pasado y les contó a los médicos lo complicado que habían sido las semanas anteriores.

Michelle detalló que las cosas se fueron complicando cada vez más conforme se acercaba la boda. Por ejemplo, recibió una notificación de que su vestido llegaría apenas un día antes, por lo que no habría tiempo para arreglarlo en caso de que algo le quedara mal.

La novia probó de todo, desde acupuntura, meditación, procedimientos con luz pulsada, masajes craneales y suplementos alimenticios con vitaminas que estimulan el crecimiento. Pero su cabello crecía tan lento que finalmente optó por usar pelucas y retomar su vida normal, aceptando que tal vez su alopecia le quedaría para siempre.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:

Más sobre: , ,

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR