X

Así es la conexión con San Luis del cargamento con 143 kilos de cocaína incautados en Salta

Dos de los cuatro detenidos tienen su domicilio en esa localidad y fueron detenidos por la Policía de Salta cuando ingresaban al país con la droga y ropa. Es una pareja que tienen dos comercios de indumentaria en el Valle del Conlara.

El domicilio de una de las detenidas llevó a los policías salteños hasta la villa de Merlo.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 05/05/2019 00:35
PUBLICIDAD

La conexión entre el operativo que los policías de Salta realizaron sorpresivamente entre las rutas 50 y 43 y la provincia de San Luis, terminaron de ligarse cuando una comisión de efectivos allanó una vivienda en Merlo.

El domicilio de una de las detenidas llevó a los policías salteños hasta la villa de Merlo. Allí requisaron la vivienda del padre de la mujer, pero a él no lo encontraron. De todos modos, incautaron documentación de un vehículo, una llave y un teléfono celular. No había dinero ni sustancias.

De ese modo se comprobó cuál era el parentesco que existía entre las cuatro personas detenidas, que son de nacionalidad boliviana.

Dos parejas que viajaban en camionetas diferentes fueron interceptadas en un control sorpresivo que realizaron los policías que luchan contra el narcotráfico en una de las zonas fronterizas de Salta: rutas 50 y 34, en la localidad de Pichanal.

En uno de los vehículos viajaba la propietaria de dos comercios de ropas, domiciliada en la ciudad más importante del Valle del Conlara. Uno de los locales lo tiene en Merlo y el otro en Concarán. Se conducía con su pareja.

En el segundo rodado lo hacía su tío (el hermano de su padre) con la esposa. Ambos tienen domicilio en Córdoba.

Si bien no hay certezas, lo que creen los efectivos es que la cocaína tenía muy posiblemente como destino las provincias donde viven los detenidos; inclusive hay sospechas de que también iba a distribuirse en Buenos Aires.

En las camionetas, dos Renault Oroch, los ocupantes transportaban vestimentas que traían desde la ciudad fronteriza de Bermejo.

Cuando las requisaron (en el procedimiento intervino Gendarmería Nacional) detectaron que estaban acondicionadas, en la parte trasera, donde iban escondidos los ladrillos de cocaína: 60 encontraron en una y 75 en la otra. Las pericias determinaron que se trataba de 135 kilos de sustancia en peso neto.

“Al principio los tomamos como transportistas de la sustancia, pero a partir de las diligencias nos llevó a suponer que podría tratarse de una organización familiar; donde es factible que este señor tenga propiedades y vehículos al nombre de su hija, pero puede ser que en realidad todo lo maneje él”, contó en declaraciones a elchorrillero.com, el subcomisario Orlando Salto, uno de los efectivos que supervisó el procedimiento en tierra puntana.

El policía explicó que en el norte argentino, 1 kilo de cocaína se cotiza a $150 mil, por lo tanto la sustancia pura incautada significa una cifra millonaria.

Salto contó que a instancias del Juzgado Federal de Tartagal, la policía salteña llegó a San Luis, y entre ellos encabezó el operativo el director general de Drogas Peligrosas, comisario Bernardino Flores.

En el allanamiento se detectó que el dueño de la propiedad lleva adelante la construcción de un importante emprendimiento. Colaboraron efectivos de la Policía de San Luis.

Ahora, los pasos a seguir son los que vaya marcando la justicia salteña, en relación a próximos operativos. Los responsables de trasladar el cargamento, según se supo esta semana, se abstuvieron de declarar y tienen abogado defensor.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR