X

Enterraron al diputado Héctor Olivares en Villa Mazán, al norte de La Rioja

Tras la ceremonia en el Congreso, los restos del legislador fueron trasladados a la localidad en la que nació.

El cuerpo de Olivares fue velado el lunes durante casi tres horas en el salón de los Pasos Perdidos del Congreso de la Nación.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 14/05/2019 20:00
PUBLICIDAD

Los restos del diputado nacional Héctor Olivares, que murió el domingo tras ser baleado a dos cuadras del Palacio Legislativo junto a su asesor Miguel Yadón, fueron velados desde esta madrugada en Villa Mazán, al norte de La Rioja. Luego su cuerpo fue enterrado.

El cuerpo de Olivares fue velado el lunes durante casi tres horas en el salón de los Pasos Perdidos del Congreso de la Nación. La ceremonia contó con la presencia del presidente Mauricio Macri y funcionarios del gobierno nacional, diputados, senadores nacionales y dirigentes de todo el arco político.

“Quiero que los culpables vayan a la cárcel”, pidió María Susana Castro, esposa del diputado al presidente Macri. Según allegados al legislador, el mandatario aseguró que la Justicia y las fuerzas de seguridad “hicieron su trabajo y ya están todos presos”.

El presidente Mauricio Macri despidió en el Congreso los restos del diputado nacional de La Rioja asesinado, Héctor Olivares.

Luego de la despedida en el Congreso, cerca de las 16.30, el cuerpo fue trasladado en un vuelo de línea a la provincia de La Rioja, y anoche sus restos comenzaron a ser velados en el Comité de la UCR de la capital riojana, del cual era presidente. Al lugar se acercó el gobernador Sergio Casas y distintos intendentes, así como senadores, diputados, concejales y funcionarios provinciales y nacionales.

En la madrugada del martes, los restos de Olivares fueron trasladados a Villa Mazán, donde la ceremonia continuaba esta mañana en la capilla de esa localidad, ubicada a 96 kilómetros de la ciudad de La Rioja. Posteriormente se realizó su entierro en el cementerio local.

El diputado murió el domingo en el hospital Ramos Mejía tras haber sido baleado el jueves a metros del Congreso Nacional y permanecer internado en estado crítico por una falla multiorgánica.

Olivares y su amigo Yadón, quien era coordinador del Fondo Fiduciario del Transporte Eléctrico Federal en La Rioja, realizaban una caminata cuando recibieron los tiros. Las autoridades piensan que el ataque captado por las cámaras de seguridad fue premeditado ya que cerca del auto ocupado por los agresores pasó otro vehículo lentamente segundos después del ataque.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR