X

“Es una vergüenza que tengamos que marchar para que la Justicia llegue; nos mintieron”

Así fue el reclamo que este mediodía hicieron mamás de víctimas y sobrevivientes de la tragedia de Zanjitas. Marcharon hasta el edificio de Tribunales; creen que hay más responsables que deben ser juzgados.

Los padres de víctimas y sobrevivientes salieron a la calle para pedir la Justicia que no llega.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 22/05/2019 20:52
PUBLICIDAD

La movilización tuvo una particularidad: la presencia de las chicas que sobrevivieron al accidente vial más grave que se registró en la provincia. Todos, una vez más se mostraron unidos por el dolor y llenos de heridas que difícilmente se podrán cerrar.

El cuestionamiento se centró en el tiempo que la Justicia lleva sin resolver las responsabilidades que tuvieron la empresa de colectivos y el Colegio Santa María. Por ahora se juzgó al chofer, pero entienden que hay “más responsables” en la muerte de las pequeñas estudiantes y las dos docentes.

“Que con el dolor que significa, después de casi 8 años tengamos que salir a la calle a pedir Justicia es una vergüenza, cuando debería haber una Justicia imparcial que llegue sola”, expuso Alejandra Manucha, mamá de Daira, una de las seis nenas fallecidas cuando un tren arrolló el colectivo en el que viajaban un grupo de estudiantes.

“Mintieron todo este tiempo diciendo que iban a dar celeridad, y no lo hicieron”, puntualizó.

“Queremos que nos expliquen por qué se han demorado tanto”, reclamaron repetidamente. Y es que los padres no se explican por qué todavía no hay fecha para el juicio contra la dueña de la empresa Polos.

También cuestionaron el trabajo que están haciendo los abogados. “No nos comunican nada”, detallaron.

“Esto es volver a sufrir lo de hace casi 8 años. Venimos acá y nos cierran la puerta en la cara. Hay que ponerse en el lugar de los padres que perdieron a sus hijas y en las chicas que sobrevivieron”, opinió Elia Guajardo, mamá de Giuliana, una sobreviente.

Leonor Paez, mamá de Luz María expresó que “no es nada fácil seguir viviendo” y que necesitan que el dolor se calme un poco: “Sabemos que la Justicia es lenta, pero esperábamos que en este caso fuera más eficaz sabiendo el dolor que tenemos; y recién hace poco nos hicieron la pericia psicológica. Creemos que cuando termine el juicio podremos todos cerrar una etapa. Que se haga todo lo que se tiene que hacer así volvemos a confiar”.

En medio del reclamo, la jueza Virginia Palacios recibió a las familias.

La magistrada le contó a la prensa que le explicó a los padres cómo quedó la situación después de la condena de Jofré (el chofer del micro). Y dijo que también les dio una noticia que ellos desconocían. Que en su juzgado recayó la investigación por falso testimonio de tres personas que declararon en el juicio (de apellidos Pérez, Altamirano y Luna).

Explicó que la causa se archivó. “Ellos no sabían de esto, no se hicieron parte del expediente. La compulsa es del 2015. Manifestaron que sus abogados no les han comunicado nada, pero les di la tranquilidad que pueden revertir presentando las pruebas que aseguran tener y los testimoniales”, indicó Palacios.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR