X

Spalla en el Tedeum del 25 de Mayo: “Nada verdadero se logra sin esfuerzo ni trabajo”

El vicario general presidió el Tedeum por el Día de la Revolución de Mayo ante la presencia de autoridades provinciales y municipales. Le habló a los gobernantes y también dijo que hay que “desconfiar de las logros instantáneos y recetas facilistas”. Defendió “el derecho a la vida desde la concepción hasta el fin natural”.

El intendente Enrique Ponce y su esposa; el senador Nacional, Claudio Poggi, funcionarios y autoridades militares en el Tedeum. Las sillas quedaron vacías por la ausencia del ex presidente de la Nación, Adolfo Rodríguez Saá.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 25/05/2019 18:53
PUBLICIDAD

Monseñor Fernando Spalla envió varios mensajes durante la homilía de la tradicional celebración que se realizó en la Catedral puntana.

“Dios está nombrado en el Preámbulo de la Constitución nacional, pero no olvidemos que está siempre dispuesto a escucharnos, cuando lo invocamos, y a protegernos cuando necesitamos”, recordó y señalo: “Parecería que lo dejamos al margen de nuestra decisiones; confiamos solo en nuestras capacidades; estrategias y en las ecuaciones sin que dominemos todas las variables; y aun nos afirmamos en nuestra experiencia, sin tener en cuenta la memoria histórica del país que también tiene algo que enseñarnos en las horas de problemas”.

Del Tedeum -liturgia de acción de gracias de la Iglesia Católica- por el Día de la Revolución de Mayo se celebró como es tradición en la Catedral puntana.

Lo escucharon el intendente, Enrique Ponce y su esposa; el senador Nacional, Claudio Poggi; el vicegobernador Carlos Ponce que representa al gobernador Alberto Rodríguez Saá en las celebraciones de la Iglesia Católica, funcionarios, legisladores y autoridades militares. La nota la dio el senador Adolfo Rodríguez Saá que tenía asignado dos lugares en su condición de ex presidente de la Nación, pero no asistió.

Este año no estuvo el obispo Pedro Martínez, pero no se conocieron los motivos de la ausencia.

“La patria es un compromiso de todos y cada uno contribuye en su medida, según el lugar que le ha tocado. No recae la misma responsabilidad sobre la dirigencia en general que aquel que tiene una función más humilde o un simple ciudadano. La hora de nuestro país nos llama a un compromiso responsable en bien de toda la Nación y de modo especial a las autoridades, que como tales tienen la misión de velar por el bien común y gestionarlo”, sostuvo

Spalla afirmó que “la autoridad está a puesta para que el conjunto de la sociedad crezca y el hombre se desarrolle en plenitud integral, desde lo espiritual hasta lo material; pero la patria también es una tarea, el deber de los ciudadanos es cooperar con la autoridad civil para el bien de la sociedad en espíritu de verdad, justicia, solidaridad y libertad”.

“Los cambios sociales y culturales se dan en procesos que demandan tiempos que nos trascienden y se extienden más allá de periodos de un gobierno y hasta superan las generaciones; debemos desconfiar de los logros instantáneos y recetas facilistas, nada verdadero se logra sin esfuerzo ni trabajo”, advirtió Spalla.

Monseñor Fernando Spalla.

“Si algo hemos aprendido en nuestro caminar como país, es que debemos acostumbrarnos a decidir si comenzamos hoy en el futuro se verán los frutos; al tiempo no lo podemos someter, pero si está en nuestras manos perseverar unidos con los objetivos por el bien común”, agregó.

Spalla dijo que “dentro de un legítimo pluralismo debe existir sensibilidad hacia los más postergados y respeto al derecho humano primario y fundamental que es el derecho irrestricto a la vida desde su concepción hasta su fin natural”.

Héroes de Malvinas en el Tedeum.

Apeló a “la primacía del bien común sobre el interés particular” y señaló que “los problemas no los resuelve uno solo, por eso se necesita un mayor el dialogo entre todos los sectores para acordar pasos seguros y ciertos que nos encaminen a un sendero virtuoso de progreso integral”.

Sobre final insistió en “el diálogo amplio, sincero y veraz con la mirada puesta en el bien del pueblo”.

Autoridades en el Tedeum.

 

 

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR