X

Ponce inauguró pavimento, agua y cloacas en los barrios San José y ARA San Juan

El intendente de la ciudad de San Luis compartió el acto con vecinos y autoridades.

Las obras se inauguraron en barrios del oeste de la ciudad.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 27/05/2019 23:00
PUBLICIDAD

En los barrios de la zona oeste, San José y Ara San Juan, el intendente Enrique Ponce acompañado por el senador Nacional, Claudio Poggi inauguró las obras

En el San José, a partir del trabajo de la Dirección de Vialidad, se ejecutaron 660 metros de asfalto en las calles Rawson sur, Sargento Cabral, Santa Fe sur y La Toma, acompañadas de los 1320 metros lineales de cordón cuneta correspondientes.

Por su parte, la Dirección de SerBa realizó obras de agua y cloacas en el barrio ARA San Juan. Se tendieron 280 metros lineales de red de cloacas, beneficiando a 26 familias de la zona; y otros 250 metros lineales de red de agua que beneficiaron directamente a 19 familias.

Ambas obras fueron solicitadas por los vecinos y ejecutadas por administración municipal. Ana Beatriz Godoy en presentación de los vecinos transmitió un mensaje que tuvo un sentido especial ya que es hija de Dionisio Godoy, un empleado municipal, ya fallecido, que durante 40 años trabajó en pos de una ciudad mejor.

“Hoy es un día muy importante para ambos barrios donde se inauguran obras muy importantes y anheladas por todos nosotros como el pavimento de nuestras calles, la integración de más luminarias. Este barrio ya tiene más de 40 años y hoy puedo decir que ya estamos realizados gracias a estas obras que por mucho tiempo fueron imposibles. Hoy, gracias a nuestro intendente y a toda su gestión, tenemos un barrio distinto. Mi barrio está cambiado, tenemos otra calidad de vida y nos sentimos más identificados”, dijo la vecina.

“Muchas personas se sorprenden de este cambio que hicimos junto a todos los vecinos, que a partir de ahora caminaremos junto al municpio para seguir con este crecimiento y nuevos proyectos”, señaló y agradeció al intendente.

“No podía falta algo para mi familia. Este logro está dedicado para mi padre, Dionisio Godoy, que ya no se encuentra junto a nosotros, pero fue un municipal jubilado que estuvo al pendiente de su barrio. Siempre decía que las obras llegarían en algún momento. Hoy puedo decir ´sí, papá, las obras están realizadas´”, finalizó.

Enrique Ponce destacó la labor de los municipales y su dedicación diaria en la prestación de servicios y la concreción de obras que mejoran la ciudad y la vida de los vecinos.

“Dionisio fue el abanderado municipal de todos los desfiles que se realizaron en la ciudad durante más de 40 años. Entregó su vida para el vecino. Vivió en este barrio, armó su familia, inculcó los valores a sus hijos. Era una persona responsable, que decía ´ya van a llegar las obras´. Hoy en el cielo está mirando a su hija, a su esposa, a su familia, vecinos y compañeros de trabajo. Tomen su ejemplo, porque ahora ustedes también lo están dando”, indicó Ponce.

“El Municipio brinda servicios públicos y siempre con un esfuerzo enorme. Llueva, haga calor, caiga nieve, están las 24 horas los 7 días de la semana durante todo el año. Nosotros los funcionarios somos aves de paso, pero acá hay una gran familia, la familia municipal, que es la que dura para siempre. Ha crecido tanto la ciudad, siempre faltan recursos y toca vivir situaciones críticas en el país, en la provincia, que afectan el bolsillo de los trabajadores; pero sin Municipio activo, promotor de derechos, con políticas públicas inclusivas y de respeto a los trabajadores, la gente estaría peor”, agregó.

“Acá hay más de tres generaciones de municipales. Siempre les digo a los que pintan canas y todavía tienen ganas de seguir trabajando en vez de jubilarse -que son personas útiles, capaces, con agallas, que han librado luchas históricas- que inculquen a los jóvenes que no se olviden de lo que significa ser un municipal. Son dos veces vecinos. Vecinos porque viven en el barrio y vecinos porque están con una responsabilidad enorme. Yo como intendente recorro la ciudad y la mayoría de los vecinos los reconoce, los ve trabajando a la hora que sea”, añadió.

“Si no hubiéramos ahorrado un peso tras otro no tendríamos estas obras, si no se hubieran comprado máquinas millonarias que son de todos los vecinos no estarían estas obras. El patrimonio es de la ciudad y es de los municipales. Yo veo supervisores que empezaron como ayuda económica y hoy tienen carrera administrativa, que no fueron puestos a dedo y hoy están conduciendo a quienes fueron sus compañeros, se ganaron el respeto de los suyos”, afirmó Ponce.

“Los municipales tienen libertad. El 87% de ellos tiene derecho a una planta permanente. Los intendentes que me precedieron, 7 días antes de irse agarraban a 15 acomodados y les daban la planta. Eso no está bien, no es correcto. El derecho del trabajador es sagrado y se ve su desempeño, su dedicación, su presentismo. No se los persigue, pueden trabajar con libertad y están contenidos”, concluyó el intendente.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR