X

El Inadi dictaminó que el Gobierno de Rodríguez Saá discriminó a una enfermera que fue candidata

En septiembre de 2017 Regina “Chona” Funes denunció ante el organismo la persecución laboral que sufrió por parte del Gobierno provincial cuando decidió acompañar al senador Nacional Claudio Poggi.

Regina Funes junto al senador Naciona Claudio Poggi, en septiembre de 2017 cuando realizó la denuncia en el Inadi.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 04/06/2019 14:37
PUBLICIDAD

Cuando la mujer se postuló a la senaduría por el Frente Avanzar y Cambiemos por San Luis por el departamento San Martín, el Gobierno de Alberto Rodríguez Saá la obligó a recorrer por día más de 200 kilómetros para cumplir con su trabajo.

La mujer estaba muy cerca de jubilarse tras 34 años de servicio en Potrerillo, cuando el ministerio de Salud, que en ese momento estaba a cargo de Graciela Corvalán, le comunicó que debía transferirse a Bajo de Véliz.

En ese momento, Funes realizó la denuncia en el Inadi, y recién hoy el organismo dio a conocer su dictamen. En el análisis consideró que la conducta que llevó adelante la gestión de Rodríguez Saá fue discriminatoria.

Para fundamentar la conclusión, el organismo tuvo presente que la Constitución Nacional consagra el derecho a la igualdad en sus artículos 16 y 75, incs. 22 y 23: “Es precisamente el artículo 75, inc. 22 el que otorga jerarquía constitucional a los instrumentos internacionales de derechos humanos allí enumerados, los cuales a su vez consagran el mencionado principio de igualdad y no discriminación en más de una oportunidad”.

Por otra parte señala que “el derecho a no ser discriminado en el ámbito laboral es un derecho humano que se efectiviza, en nuestro país, a través de un plexo jurídico que es necesario correlacionar debidamente para establecer sus alcances reales y su aplicación concreta”.

“La Constitución Nacional protege el trabajo en sus diversas formas en los artículos 14 y 14 bis y en su artículo 16 dispone que todos sus habitantes son iguales ante la ley, y admisibles en los empleos sin otra condición que la idoneidad”, añade también.

Funes expuso en su momento que la medida aplicada por el gobernador obedecía a su decisión de postularse a la senaduría en el departamento San Martín por el Frente Avanzar y Cambiemos por San Luis.

Para el Inadi las medidas tomadas por el Estado “deben estar suficientemente fundadas a los efectos de que la amplia discrecionalidad que dispone no se transforme en arbitrariedad”; y por el contrario nunca se fundamentaron los motivos del traslado de la mujer. El cambio del destino se “dispuso sin un argumento (por lo menos explícito) razonable”.

El traslado implicó trastornos para la enfermera porque tuvo que recorrer 200 kilómetros; moviéndose hasta La Toma, luego a Santa Rosa y desde allí a Bajo de Véliz.

En Potrerillo Funes se desarrolló profesionalmente y armó su familia. “Considero que hice mi historia en este lugar, y quería terminar mi carrera aquí, donde hice mi vida, donde crié a mis hijos; por eso esto me causa mucho dolor”, se lamentó cuando le tocó pasar por ese difícil momento.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR