X

Piden justicia por la muerte de una joven que fue atropellada por una camioneta

Marcela Castro viajaba en moto cuando el vehículo que “cruzó el semáforo en rojo e iba a alta velocidad”, la chocó. El conductor, fue citado a declarar en dos oportunidades, pero no se presentó.

La joven falleció el 13 de febrero de 2017.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 06/06/2019 15:38
PUBLICIDAD

Santiago Cabanay Sasso está imputado bajo el delito de “homicidio culposo agravado” por haber atropellado a la joven el 1º de febrero de 2017 y que falleció 12 días después de haber permanecido internada en grave estado.

Por ese motivo, la familia pide Justicia para que el hecho no quede impune. En esta instancia reclama que el conductor de la camioneta se presente a declarar.

Christian Centurión, quien era pareja de la joven en diálogo con elchorrillero.com dijo que nunca “tuvimos contacto con la otra persona, no se acercó, ni un familiar de él, ni abogado, nada”.

Christian Centurión pide justicia por Marcela.

La denuncia fue radicada en el juzgado Penal Nº1. A fines de 2017 “se extravió” el expediente con toda la documentación importante para la causa como la autopsia, las pericias que se hicieron en el día del accidente y declaración de los testigos; “desapareció todo”.

“Mi abogado tuvo que reconstruir el expediente, hacer copias, certificarlos y volver a presentarlos”, expuso.

“Hasta hoy la otra parte no presentó pruebas para hacerse cargo, nada. Una secretaria solamente como representante de Sasso estuvo en los testimonios de los testigos de Marcela”, sostuvo.

Centurión explicó que las pericias indican que el conductor “cruzó en rojo el semáforo e iba a alta velocidad”. También se sabe que no iba alcoholizado ni bajo el efecto de algún estupefaciente.

La camioneta terminó contra la pared de una vivienda.

“Se lo ha citado dos veces este año y no se ha presentado a declarar. Lo único que pedimos es justicia y queremos que se presente, que dé la cara con su abogado y sus pruebas. Todos sabemos que él cruzó en rojo”, manifestó.

Otro de los datos que arrojó, es que Sasso, que reside en la localidad de Justo Daract, conducía una camioneta que pertenece a la empresa de Rovella Carranza. Sin embargo, hasta el momento, no se sabe si trabajaba para la compañía o era un utilitario prestado.

“El día del accidente después de que trasladaron a Marcela al hospital, llegó el apoderado de la empresa y se llevó la camioneta”, afirmó.

El hecho

El 1º de febrero de 2017, Castro viajaba en una Motomel 110 cc, por calle San Juan en sentido norte cuando en la intersección con avenida Eva Perón, fue embestida por una camioneta Toyota Hilux. El accidente ocurrió a las 21:15.

La joven había salido de trabajar en una zapatería ubicada en el centro de la ciudad de San Luis y se dirigía a la casa donde vivía con su pareja en el barrio Faecap.

Producto del fuerte choque, sufrió lesiones de gravedad; fracturas de fémur, tobillo, pelvis, cadera, brazos, manos, politraumatismos de cráneo y de tórax. Fue trasladada al Policlínico Regional San Luis donde quedó internada en terapia intensiva y con respirador artificial. Esa misma noche entró en coma.

Así quedó la moto que manejaba la joven tras el accidente.

A los dos días, fue derivada a la Clínica Italia, pero a raíz de la gravedad de su salud, falleció el 13 de febrero a las 21.

“La camioneta quedó desde la zona del impacto a unos 60 metros aproximadamente y terminó contra la pared de una vivienda, por eso se ve claramente que venía a exceso de velocidad”, expuso.

La causa inicialmente fue caratulada inicialmente como “lesiones culposas en accidente de tránsito seguido de muerte”.

Los familiares, en caso de no tener respuestas, piensan hacer una marcha. “Se tiene que presentar a dar la cara por lo que hizo”, concluyó Centurión.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR