X

Administración, gestión e investigación judicial: qué deja Nieto Quintas a la UNSL

Concluirá en septiembre su segundo período. Se postula al Consejo Superior. La relación con el Gobierno provincial.

Foto Facebook Unsl
Félix Nieto Quintas.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 08/06/2019 23:59
PUBLICIDAD

Seis años de gestión no parecen poco en una institución tan importante de la provincia como lo es la Universidad Nacional de San Luis (UNSL). Félix Nieto Quintas dejará en septiembre el cargo de rector al que resulte electo en las elecciones del próximo miércoles 12.

Con perfil académico, supo ir acomodándose a diferentes situaciones que debió enfrentar. A pesar que llegaba con escaso conocimiento, bajo la estructura de, en ese momento, el oficialismo de José Luis Riccardo y Jorge Olguín, pudo solventar políticamente todo el camino que implica manejar una universidad.

Logró tejer relaciones en el concierto de los rectores y “es valorado”, subrayan quienes conocen como interactúa. Es el primer conductor que se formó íntegramente en la institución, desde el jardín hasta la facultad.

Sobre su espalda recae la investigación que lleva adelante el fiscal Guillermo Marijuán por el desvío de fondos durante el kirchnerismo, $48 millones fueron girados en su gestión. En el último tiempo se ha ordenado el secuestro de documentación para ver qué movimientos tuvo ese dinero, que surgió internamente por una denuncia del docente Eduardo Borkowski.

De esto, Nieto Quintas se desligó aclarando inmediatamente que la universidad contaba con “gestión transparente” y que iba colaborar con la Justicia.

Muestra como atributo la administración, que le permitió construir nuevos espacios. Así por ejemplo inauguró el sector Administrativo en el segundo piso del Campus Universitario de Villa Mercedes, la segunda obra más grande de la historia después del Rectorado, también la cocina para celíacos en el Comedor Universitario, los nuevos estudios de UNSL TV en Chacabuco y Pedernera, los nuevos estudios de radio y televisión con aulas en el anexo del IV Bloque dentro de la sede universitaria San Luis, entre otros.

Quedará pendiente para la próxima gestión conseguir financiamiento para la construcción de la “Ciudad Universitaria”, en la zona norte de San Luis sobre los anexos del barrio Eva Perón. Nieto Quintas presentó con bombos y platillos el proyecto, pero todavía no pudo dejar inaugurado ningún espacio de los soñados.

Nieto Quintas y Poggi.

Se va si dar respuesta a una decisión que llamó la atención por el nivel de silenciamiento que hubo desde las oficinas de Avenida Ejército de los Andes 950. Jorge Olguín, tras una denuncia, fue desplazado de su cargo de secretario General y no volvió a aparecer en público, a pesar de tener peso en la estructura. La crítica recayó sobre las autoridades que ante la incertidumbre se callaron.

Olguín, a la postre, también fue vicerrector de Nieto Quintas y recién en estas elecciones vuelve a tomar protagonismo como candidato en la Facultad de Ingeniería y Ciencias Agropecuarias (FICA).

Nieto Quintas siempre administró con los recursos con los que contaba de Nación. Según los informes ante el Consejo Superior, este año el presupuesto aumentó un 29% con relación al anterior y no podría excederse en los gastos porque el Ejecutivo va enviando lo estipulado, pero por partes.  La institución cuenta con el segundo presupuesto más grande de la provincia, sólo por debajo del que se gestiona desde Terrazas del Portezuelo.

Más del 90% de los recursos, que superan los $2 mil millones anuales, son destinados a los sueldos del personal. La postura crítica está en los fondos destinados a las facultades y departamentos, donde en algunos casos no fueron incrementados de un año a otro y, en otros casos, debieron funcionar durante la actividad académica anual con sólo 30 mil pesos.

Además, hay un proceso de revaloración del Decom (Departamento de Compensaciones), que en las últimas semanas ve analizada su situación por los docentes aportantes a la caja de jubilaciones, que ven como los ingresos no alcanzan para el pago de las mismas y está solventándose con los recursos que tiene ahorrados, aunque no avizoran un buen futuro. Por eso, están evaluando e intentando modificar la carta orgánica, para lograr entre otras cosas separarlo de la Dospu (Dirección de Obra Social del Personal Universitario).

Nieto Quintas otorgó estabilidad a los trabajadores no docentes. De un total de 850, 425 aproximadamente fueron pasados a planta permanente durante su mandato. Desde la universidad valoran que hubo 295 concursos de empleados y que el 95% haya mejorado su categoría. Una de las falencias que mayormente se evidenciaba y que fue bajando el porcentaje considerablemente es la existencia de monotributistas.

Mostrándose orgulloso por el ranking Scimago que posicionó a la UNSL como 4° en el país en materia de innovación, Nieto Quintas supo manejar las cartas para acordar vinculaciones con el gobierno nacional, provincial y municipal.

Nieto Quintas y Alberto Rodríguez Saá.

Con Claudio Poggi sentaron las bases de la relación más seria, armónica, estable y duradera que hayan tenido el Gobierno provincial y la UNSL en los últimos 36 años. Es un hito institucional porque la universidad asumió formalmente una posición crítica frente a los sucesivos gobiernos de Rodríguez Saá y el vínculo estuvo reducido prácticamente a lo protocolar, salvo en algunos momentos que se lograron acuerdos de fondo en gestiones de Adolfo. El último gran enfrentamiento abierto se produjo en la crisis política y social de San Luis en 2004 durante la cual universidad se paró frente a Alberto que avanzaba sobre distintos sectores de la sociedad. Hubo un quiebre hasta que el ex gobernador y líder opositor inauguró el actual ciclo con Nieto Quintas.

En algún momento se vinculó al actual rector con el kirchnerismo a nivel nacional, sobre todo por su trabajo en el CIN (Consejo Interuniversitario Nacional), desde aún hoy se critica a la gestión del presidente Mauricio Macri.

A diferencia de su antecesor, Riccardo, que tenía aspiraciones políticas, incluso llegando a ser diputado nacional y en la actualidad es presidente de la comisión de Educación de la Cámara Baja, Nieto Quintas prefiere continuar en la academia y no involucrarse en la política más allá de los claustros. En esta instancia se postula al Consejo Superior.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR