X

Este martes inicia el juicio por la muerte de una auxiliar de la Policía

Lorena Gatica fue embestida cuando manejaba su moto por un automovilista que manejaba ebrio. Tras el extenso desarrollo de instancias previas al debate oral, finalmente se arribará a un veredicto. Esperan una “condena ejemplar”.

Desde la muerte de Gatica, sus familiares han encabezado varias marchas reclamando Justicia.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 10/06/2019 01:40
PUBLICIDAD

A más de dos años de la muerte de la auxiliar Lorena Gatica (31), que perdió la vida luego de ser atropellada por Esteban Rojos (quien estaba en estado de ebriedad), se desarrollará el debate oral. La cita será a las 9 en la Cámara Penal 2.

La concreción del juicio implicó una dilatada discusión entre los planteos de la defensa de Rojos y el abogado representante de la familia de la víctima.

Desde un primer momento se trató evitar el debate con la suspensión del juicio a prueba y un acuerdo para llegar a un juicio abreviado.

Sin embargo ninguno de los planteos prosperó.

Para ello se hizo hincapié en que por un lado el resarcimiento no era lógico y por otra parte se daba la existencia de pruebas que podían definir rotundamente la calificación.

Esta última conclusión surgió del material probatorio que especificó que el cuerpo de Gatica, que al momento del impacto estaba con vida, “fue arrastrado”.

“Rojo sabía eso y no paró, el forense dice que en el cuerpo hay marcas de asfalto en la espalda y la pericia accidentológica dice que no”, explicó sobre las vicisitudes del caso en diálogo con elchorrillero.com el abogado de la familia de Gatica, Héctor Zavala.

El letrado manifestó que lo único que le dará paz a los familiares es saber cómo pasó todo, cuál fue la conducta de Rojo y llegar a una “sentencia justa”.

“Ni siquiera hemos iniciado la demanda por daños pidiendo resarcimiento, lo que interesa es que se haga justicia, aunque la pena es escasa para estos casos. Entendemos que no hubo una conducta culposa, sino que al menos se dio un dolo eventual”, definió.

La muerte de Gatica

El 4 de septiembre de 2016, la joven auxiliar de Policía, esposa y mamá estaba cubriendo una guardia adicional en la disco Sky. Cuando concluyó su trabajo emprendió el regreso a su casa en moto.

Cerca de las 7, Rojos la atropelló con su Volkswagen Gol. Estaba en estado de ebriedad: tenía 0,98 de alcohol en sangre.

Gatica fue trasladada para su asistencia médica, pero finalmente minutos antes del mediodía falleció en el Policlínico Regional San Luis.

Rojos había declarado que el hecho ocurrió “alrededor de las 6:30, que estaba oscuro y que las luces del tendido público eran muy tenues”.

Aun así para el inicio de la causa el por entonces juez en lo Penal Nº 1, Sebastián Cadelago Filippi, lo caratuló como “homicidio simple con dolo eventual”; lo que se traducía en un accidente en el que se expresó la voluntad del imputado.

Zavala señaló que Rojos debió suponer que la conducta que desplegaba, (en la que había ingerido alcohol y había circulado a una velocidad incorrecta para una arteria central en un barrio) podía terminar en un hecho trágico.

“Sin embargo actuó con desprecio por el resultado que finalmente se produjo”, expresó el abogado.

Ahora los familiares de la víctima aguardan con expectativas el inicio del debate oral y esperan que se trate de “una condena ejemplar”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR