X

Incautaron 62 vehículos de lujo por valor de $100 millones

Entre los vehículos secuestrados hay 52 autos, varios de ellos de alta gama y blindados y otros con “sirenas y luces como si fuesen policiales”, siete motos, dos cuatriciclos, una moto de agua y hasta dos pistolas.

El jefe de la Policía Federal Argentina, Néstor Roncaglia, aclaró que "va a depender de la justicia el destino final de estos autos" aunque estimó que, sería "conveniente que se rematen y ese dinero vuelva a la sociedad".
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 11/06/2019 10:51
PUBLICIDAD

Sesenta y dos vehículos, entre ellos autos de alta gama blindados, por un valor de 100 millones de pesos, fueron secuestrados en el marco de una investigación sobre la ruta del dinero “lavado” por una banda narco que operaba desde la ciudad cordobesa de Río Cuarto.

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, explicó a la prensa que se trata de “la segunda parte de un operativo enormemente importante para el país, la provincia de Córdoba y la ciudad de Río Cuarto” y que se enmarca en una investigación que llevó “más de dos años”.

La funcionaria aseguró que todo comenzó tiempo atrás a partir de la detención de 16 personas, entre ellas un ex jefe policial cordobés, con lo que se desarticuló una banda narcocriminal que “operaba con mucha impunidad” en esa ciudad y que estaba liderada por “Claudio Torres, el zar de la droga” en esa zona. De acuerdo a la investigación, este hombre lavaba el dinero proveniente del narcotráfico con la compraventa de vehículos de alta gama en ocho concesionarias ubicadas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y las localidades bonaerenses de San Martín y Pilar.

También surgió de la pesquisa que una de las principales concesionarias investigadas tenía sucursales en Miami, Estados Unidos, en la cual se ofrecían ventas y alquileres de autos de alta gama como Lamborghini, McLaren y Porsche; alquileres de embarcaciones, aviones privados e inversiones inmobiliarias.

“Hubo varios momentos en los que se secuestró droga pero el punto de inflexión fue (el 16 de enero pasado) cuando dos sicarios asesinaron a Torres”, señaló Bullrich, quien resaltó que luego de las detenciones, con el juez federal de Río Cuarto, Carlos Ochoa, se investigó “adónde había ido el dinero de esta banda narcocriminal”.

En ese marco, personal de la División Lavado de Activos de la Policía Federal Argentina (PFA) realizó 29 allanamientos en Córdoba, Capital Federal y el Gran Buenos Aires, donde secuestró 52 autos de alta gama, algunos de ellos “blindados”, otros con “sirenas y luces como si fuesen policiales”, siete motos, dos cuatriciclos, una moto de agua, dos pistolas, 68.000 dólares y 46.000 pesos en efectivo.

“Se calculan que son 100 millones de pesos de lavado a través de empresas fantasma”, indicó la ministra, quien puso como ejemplo que en Río Cuarto había una empresa de agroquímicos que “era una fachada” y en realidad no tenía ninguna actividad. “No nos quedamos solamente con la desarticulación de las personas que integran una banda narcocriminal sino con el producido”, afirmó.

Bullrich también pidió por la implementación de la “extinción de dominio” y remarcó que durante su gestión llevan secuestrados “entre 600 y 700 millones de dólares en dinero del narcotráfico y otro tanto en bienes”.

Por su parte, el secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco, hizo hincapié en que “es vital la extinción de dominio para que estos bienes vuelvan a la gente” y que en este caso, “estos autos no se pudran en un galpón”.

Mientras que el jefe de la Policía Federal Argentina, Néstor Roncaglia, aclaró que “va a depender de la justicia el destino final de estos autos” aunque estimó que, dados los modelos y marcas de los mismos, sería “conveniente que se rematen y ese dinero vuelva a la sociedad”.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR