X

Abuso en La Toma: la Justicia no descarta la participación de un mayor de edad

El principal sospechoso del ultraje a una pequeña de 11 años es un menor de 14, sin embargo en el lugar habría estado presente un adulto. Si bien no se confirmó que haya perpetrado la violación, investigan un posible rol en el caso.

Foto captura
Allegados a la familia de la damnificada convocan en las redes sociales a organizar una manifestación para pedir Justicia.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 11/06/2019 23:00
PUBLICIDAD

El terrible hecho que conmocionó a los vecinos de la localidad arrojó nuevos datos. A estas instancias se tenía como único sospechoso al menor de edad, que vive a media cuadra de la casa de la damnificada.

Pero hubo un nuevo giro y la Justicia no descarta la participación de un mayor de edad.

Para comprender la hipótesis el jefe de Prensa de la Policía de San Luis, Jorge Castro, brindó una referencia cronológica que explicita el punto de partida de los ejes investigativos.

Si bien no pudo exponer gran parte de los datos dado que el suceso está judicializado, señaló que esta nueva arista surgió del testimonio de la niñera.

Según graficó Castro, la mamá de la niña recurrió al Hospital de La Toma para manifestar que su hija había sido violada. En ese sentido la trasladaron en ambulancia hacia la Maternidad “Dra. Teresita Baigorria”, donde concretaron un examen preliminar.

Ante los resultados del informe los especialistas le recomendaron una internación. “La mujer se negó porque sus otros hijos se encontraban solos, con lo cual la trasladaron hacia La Toma”, sostuvo.

Desde el juzgado de Familia Nº 1, a cargo de Marcela Torres Capiello, le ordenaron que efectuara la denuncia correspondiente en la Comisaría 16º.

En ese lapso, los especialistas médicos examinaron nuevamente a la menor y constataron que había sido abusada.

La palabra de la niñera

Castro informó que los hijos de la mujer quedaban al cuidado de una niñera de 16 años. Del testimonio de la señora se desprendió la versión de que, cuando se va a trabajar, hay una brecha de una hora en que los chicos quedan solos hasta que finalmente llega la adolescente que los cuida.

En esos minutos sucedió el ultraje.

La niñera le dijo a los uniformados que cuando llegó a la casa “estaba el menor”, pero también se encontraba un mayor de edad, con lo cual “no se descarta que haya tenido algo que ver”.

“No podemos dar muchos detalles pero es una hipótesis, más allá de lo sucedido en torno a la acusación del menor no se descarta la posibilidad de la intervención o la inducción de un mayor”, aseguró.

Estas afirmaciones no quieren significar que se haya constatado la complicidad del adulto, pero es al menos un aspecto llamativo que la Justicia investiga.

Por su parte la mamá de la pequeña indicó en declaraciones a este medio que no se encuentra conforme con las precisiones de la Policía.

Para ejemplificar dijo que no tiene varios hijos al cuidado de la niñera, sino que sólo se ocupa de la pequeña y un menor de 7 años.

Pero fundamentalmente se mostró disconforme con la hipótesis que señala la presencia del adulto.

“La Policía nunca se comunicó conmigo, se supone que la damnificada es mi hija, no sé por dónde va la investigación, están diciendo una cosa que desconozco totalmente, estoy muy molesta, me dejó helada, no sé qué pensar”, señaló.

Por ese motivo remarcó que lo único que quiere es que “todo se aclare” y que “no se desvíen las investigaciones”.

Por su lado, allegados a la familia de la damnificada convocan en las redes sociales para organizar una manifestación pidiendo Justicia por la pequeña.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR